• Home

  • Francesc Pla Santamans

Francesc Pla

Francesc Pla Santamans

Director de la revista

«Spoiler»

«Spoiler»

«El chico, el más guapo, derrota al malvado y se lleva a la chica» o «La chica, la más guapa, derrota al malvado y se lleva al chico» o «El chico...». Da lo mismo, al final de la historia la pareja se besa y el amor triunfa. Más o menos eso sería un spoiler. Uno de una historia nada original, dicho sea de paso. No tienen buena fama los spoilers, por regla general intentamos no hacer uno para que la emoción y la sorpresa se mantengan vivas hasta el momento culminante. No es habitual que aquí hablemos de nosotros mismos, solo en contadas ocasiones. Procuramos reservar esas escogidas páginas para homenajear a los que han sido grandes estrellas de nuestro equipo, colgando la camiseta que llevaron con brillantez mientras jugaron con nosotros, en las paredes de nuestro particular Olimpo o para significar efemérides importantes de nuestra historia. Hoy no es el caso. Va a ser complicado escribir cuatrocientas palabras que insinúen lo que se acerca por la esquina y que mantengan la emoción de lo que se está acercando sin contaros aún lo que está por venir.

13.15, 13.36, 13.45, 13.39, 12.75, 11.44, 10.69, 10.78, 10.81, 10.99, 11.20, 11.34, 11.08, 11.11, 11.30 764, 796, 843, 890, 934, 957, 973, 859, 868,  882, 901, 908, 923, 889, 895

13.15, 13.36, 13.45, 13.39, 12.75, 11.44, 10.69, 10.78, 10.81, 10.99, 11.20, 11.34, 11.08, 11.11, 11.30 764, 796, 843, 890, 934, 957, 973, 859, 868, 882, 901, 908, 923, 889, 895

¿Qué misterios esconden este par de series de cifras? Seguro que muchos de vosotros, queridos lectores, lo habréis adivinado. La primera es el precio medio de la receta financiada por el SNS, y la segunda, los millones de recetas facturadas en España desde el año 2005 hasta hoy. Su interpretación es arriesgada, solo voy a enumerar algunas impresiones que me han venido a la cabeza después de mirarlas:

«Parole, parole, parole...» Otra vez

«Parole, parole, parole...» Otra vez

«Las palabras nos acompañan, nos emocionan, nos enfurecen, nos alegran, nos llenan hasta que descubrimos que están vacías, entonces se convierten en un ruido monótono. Porque las palabras son importantes si son la expresión de una realidad, de una voluntad, de un sentimiento o de una ilusión.»

Lo más leído