Definimos la alopecia como la pérdida anormal de cabello y la disminución de densidad capilar, ya sea de forma localizada o generalizada, temporal o definitiva. Aparece un desfase entre el crecimiento (fase anágena) y la caída (fase telógena). Aunque la alopecia es más frecuente en hombres, son las mujeres las que más consultan en la oficina de farmacia ya que su preocupación estética suele ser mayor.

Introducción

El folículo piloso nace en la raíz folicular, estructura que se sitúa 3 mm por debajo de la piel y que es la encargada de producir folículos. Su fase activa ronda entre los 2 y los 9 años y está condicionada por una multitud de factores, entre ellos los genéticos y los ambientales.

Lo que conocemos como «pelo» es la fibra capilar visible que se ha formado porque el folículo ha creado una hilera de células que van perdiendo el núcleo y mueren. Es un ciclo donde primero crecen y luego se desanclan y se desprenden, hasta que la raíz folicular vuelve a producir pelo nuevo y así sucesivamente.

La alopecia no solo tiene que ver con el cabello, sino también con la autoestima del paciente. Engloba un problema de salud y un problema estético, lo que puede comprometer la calidad de vida del afectado. Además, es fundamental recordar que las patologías que aparecen como consecuencia de problemas nutricionales manifiestan alteraciones en el pelo, la piel y las uñas.

18 EF 601   TENDENCIAS   te interesa   alopecia recuadro
Caída del cabello. Actuación farmacéutica

 

Etiopatogenia

Su etiopatogenia incluye la predisposición genética (edad, sexo y raza), factores hormonales, autoinmunes y factores desencadenantes: emocionales, ambientales (contacto con agentes tóxicos), medicamentos inductores o agravantes (citostáticos, antidepresivos, AINE, inmunosupresores...), trastornos psicológicos, estéticos  (peinados con tracción), patologías (lupus, déficit de hormonas tiroideas...).

Existen más de cien subtipos de alopecia diferentes. Algunos de los más frecuentes son los siguientes:

  • Alopecia areata: es una alopecia no cicatricial, de probable etiología autoinmune. Se presenta en forma de placas redondeadas de gran visibilidad y tamaño.
  • Alopecia frontal fibrosante: aparece en la zona de la diadema, pelo de cejas y patillas, y en un 95% de los casos la padecen las mujeres. Todavía se desconoce su origen, pero parece ser que cuenta con un componente autoinmune y hormonal sobre una base genética.
  • Tiña tonsurante: se trata de múltiples y pequeñas zonas de alopecia que cursan con inflamación de los folículos.
  • Alopecia traumática: el cabello se rompe en distintas longitudes.
  • Tricotilomanía: hábito continuado de tirar del cabello, lo que ocasiona zonas difusas de alopecia. Se asocia generalmente a procesos de estrés.
  • Alopecia traccional: se ocasiona por el hábito de realizar de forma continuada peinados tirantes que, a largo plazo, destruyen el tallo piloso. Es frecuente en mujeres de pelo largo.
  • Alopecia universal: pérdida de pelo en toda la superficie corporal.
  • Alopecia por quimioterapia: se produce una rápida caída del cabello, pero es pasajera y en el 90% de los casos se recupera al finalizar el tratamiento.

A pesar de todos estos subtipos, sin duda la alopecia androgénica y el efluvio telógeno son las dos formas más frecuentes de alopecia y las que más consultas suscitan en la oficina de farmacia. En el hombre, la alopecia androgénica y la alopecia areata son las formas que más aparecen, y en la mujer la alopecia androgénica y el efluvio telógeno (aunque en los últimos años la alopecia frontal fibrosante ha aumentado de forma significativa, convirtiéndose en una alopecia emergente).

Alopecia androgénica

Alopecia androgénica masculina

Suele comenzar a los 20-25 años y afecta a más del 60% de los hombres a lo largo de su vida. Se relaciona con causas genéticas (antecedentes familiares) y hormonales. Los folículos pilosos de la parte frontal superior y de la coronilla son los más afectados debido a la acción de los andrógenos, que los miniaturizan hasta hacerlos desaparecer si no se pone remedio. Esto explica que estas sean las zonas más susceptibles y frecuentes, y donde se acusa la desaparición de cabello.

Según la Escala de Hamilton-Norwood existen 7 grados (donde el más leve es el 1 y el más avanzado el 7)  (figura 1).

18 EF 601   TENDENCIAS   te interesa   alopecia figura 1
Figura 1. Escala de Hamilton-Norwood

 

¿Cómo detectarla? El paciente acude a la oficina de farmacia y refiere pérdida de cabello y zonas de clareo. Este hecho se hace más evidente bajo una luz intensa o al salir de la ducha con el cabello mojado.

Alopecia androgénica femenina

Afecta a más del 25% de las mujeres y su origen es multifactorial: antecedentes familiares, trastornos hormonales andrógeno-dependientes, carencia de hierro y vitaminas, anorexia nerviosa, dietas hipocalóricas...

Puede manifestarse de forma precoz (antes de la menopausia) o tardía (tras la menopausia). Generalmente es más frecuente la tardía, pues en este periodo se producen una disminución de los estrógenos y un aumento de los andrógenos.

La escala de Ludwig y Olsen contempla 3 grados de alopecia androgénica femenina, donde el 1 es el más leve y el 3 el más avanzado (figura 2).

18 EF 601   TENDENCIAS   te interesa   alopecia figura 2
Figura 2. Escala de Ludwig y Olsen

 

¿Cómo detectarla? La raya central del cabello es cada vez más ancha y visible, y la zona frontal y parietal son las más afectadas.

Efluvio telógeno

El efluvio telógeno es una alteración en el ciclo de crecimiento del cabello. Se produce una caída masiva de pelo en un corto espacio de tiempo.

Distinguimos dos tipos:

  • Efluvio telógeno agudo: se caracteriza por una intensa pérdida de cabello al cabo de 2-3 meses desde que se produce la causa de la caída (los folículos entran en fase telógena, pero tardan este tiempo en desprenderse). Es reversible y su duración oscila entre los 3 y 6 meses. La recomendación farmacéutica es fundamental.
  • Efluvio telógeno crónico: se manifiesta por una caída intensa de pelo mantenida en el tiempo. El paciente ha probado complementos nutricionales y productos de cuidado dermocosmético durante más de 3 meses, pero no ha mejorado. Debemos realizar una actuación farmacéutica y derivar al médico para que estudie el caso. Las causas de aparición son variadas: estacional, estrés, parto, intervenciones quirúrgicas, déficits nutricionales, COVID-19...

¿Cómo detectarlo? Caída excesiva de cabello en la ducha, en la almohada... En las mujeres hay una disminución evidente del grosor de la trenza y/o coleta (se considera normal una caída de entre 50 y 100 cabellos al día).

18 EF 601   TENDENCIAS   te interesa   alopecia recuadro 2
Derivación médica y actuación farmacéutica

 

Diagnóstico y tratamiento

Desgraciadamente la alopecia no se puede prevenir, pero hoy día existen métodos de diagnóstico precoz no invasivos que permiten al tricólogo un diagnóstico rápido para poder elegir el tratamiento adecuado y frenar su progreso. Si bien es cierto que muchas de estas alopecias necesitarán la intervención del médico especialista, el farmacéutico también tiene un papel crucial para que el plan de actuación se desarrolle con éxito:

  • Conseguir una óptima adherencia al tratamiento con medicamentos antialopécicos.
  • Detectar posibles problemas relacionados con el medicamento (PRM).
  • Comprobar que los medicamentos de los tratamientos que recibe el paciente no sean inductores o agravantes de la patología.
  • Insistir en nuestra labor como educadores sanitarios.
  • Realizar una recomendación dermofarmacéutica personalizada desde la excelencia.

Complementos nutricionales

Existen nutrientes que tienen un papel esencial en la salud del folículo piloso y en la estética de la fibra capilar, fomentando su elasticidad, su brillo y su fuerza. Por ello, los complementos nutricionales son cruciales para ayudar a tratar la caída del cabello, consiguiendo fortalecerlo y evitando su caída y rotura. El tratamiento con complementos nutricionales específicos debe mantenerse durante 6 meses para alcanzar el efecto deseado.

Para los hombres

Los ingredientes más utilizados son:

  • Gelatina hidrolizada (potencia la fase anágena).
  • Zinc (combate la falta de brillo y vitalidad).
  • Vitaminas B5 y B6 (regeneran el bulbo piloso).
  • Fosfato cálcico y ácido pantoténico (estimuladores del crecimiento, regeneración y resistencia del cabello).
  • Piridoxina o vitamina B6.
  • Biotina o vitamina B7 y extracto de Panicum miliaceum (fortalecen el bulbo piloso).
  • Cistina y metionina (ambas son aminoácidos muy ricos en azufre: el 5% del peso del tallo piloso es azufre, y se presenta como enlaces disulfuro capaces de cementar las fibrillas capilares de queratina, proteína que constituye el pelo).
  • Vitamina E (evita la oxidación del cabello y estimula la circulación).

Para la mujer

En la alopecia androgénica los activos más recomendados son:

  • Colágeno hidrolizado.
  • Biotina (fortalece el tallo piloso y activa su crecimiento).
  • Vitamina E.
  • Zinc (refuerza los aceites naturales que recubren el cabello, manteniendo su brillo natural).
  • Cistina y metionina.
  • Extracto de Serenoa repens (planta procedente de las palmeras y originaria del norte de México y del Sudeste de EE.UU., que regula la actividad de los andrógenos en el folículo piloso).
  • Extracto de Cucurbita pepo, de Punica granatum y de Solidago virgaurea.
  • Ácido hialurónico (hidrata, nutre y protege el cuero cabelludo).

Para el efluvio telógeno, optamos por ingredientes que compensen las carencias nutricionales y ayuden a frenar la caída ocasional:

  • Gelatina hidrolizada.
  • Cistina y metionina.
  • Selenio (estimula la regeneración capilar).
  • Ácido hialurónico, ácido fólico o vitamina B9 y hierro (compensan las carencias nutricionales que producen la caída de cabello).
  • Biotina o vitamina B7 (la biotina puede alterar los resultados analíticos, por lo que es necesario alertar de su ingesta).

Consejo farmacéutico

  • Lavar el pelo de forma frecuente 3 o 4 veces a la semana. Sanear el cabello para eliminar todo el pelo maduro que debe caerse. De esta forma, acortaremos la fase de caída para que comience lo más pronto posible la fase de crecimiento.
  • Utilizar champús específicos con un pH ácido. Son buenos coadyuvantes anticaída, pues estimulan el folículo piloso y normalizan la secreción sebácea.
  • Fortalecer y nutrir con lociones y sérums después de lavar y secar.
  • Los cosméticos externos (laca, gomina, etc.) no suelen tener un impacto significativo en la evolución de la alopecia.
  • Debemos advertir a nuestros pacientes de que los tratamientos químicos pueden disminuir la elasticidad del cabello, aumentar la rotura capilar y dañar la queratina de la cutícula. Al igual que el secado a temperaturas elevadas, la aplicación de productos alcalinos, el «hair wheathering» (efecto del sol y el viento) y el cloro de las piscinas pueden estropear el cabello.
  • Cepillar el cabello de forma frecuente con peines adecuados que no rompan las fibras capilares.
  • Promover la dieta mediterránea, rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos omega 3. Restringir el consumo de alimentos hiperprocesados, el alcohol y los azúcares refinados.
  • Desmentir falsos mitos y bulos para evitar crear falsas expectativas al paciente.

Alimentos como fuente de vitaminas y minerales para un cabello sano

  • Biotina: aguacate, cereales integrales, coliflor, huevo, levadura de cerveza, nueces, pistachos, soja...
  • B6: anchoas, avena, cereales integrales, sardinas...
  • B3: atún, cacahuetes, hígado, pollo, zanahoria...
  • B5: pipas de girasol, hígado, lentejas...
  • Ácidos grasos omega 3: nueces, pescado azul...
  • Zinc: almejas, cangrejo, mejillones, ostras...
  • Hierro: carnes rojas, cereales integrales, frutos secos, marisco de concha. 

 

Bibliografía

Moret A, Parramón D, Fitó R, Llens A. Dermatología en Atención Primaria. Alopecia areata. Editorial Médica Panamericana, 2020.

Protocolo de Actuación Farmacéutica en Alopecia de la Vocalía Nacional de Dermofarmacia del CGCOF. Disponbible en: https://www.portalfarma.com/Profesionales/vocalias/dermofarmacia/protocolos-actuacion/Paginas/ficha-7-alopecia.aspx

Webgrafía

Centro Grupo Pedro Jaén. Suplementos nutricionales contra la alopecia: ¿de verdad sirven? Febrero 2020.

Prevención y tratamiento de la caída del cabello en la mujer. Disponible en: www.pilopeptan.es

Rodrigues Barata R. Problemas capilares en verano (septiembre 2013). Disponible en: https://grupopedrojaen.com/blog/problemas-capilares-en-verano

Rodrigues Barata R. Vitaminas para el pelo: verdades y mitos (septiembre 2014). Disponible en: https://grupopedrojaen.com/blog/vitaminas-para-el-pelo-verdades-y-mitos

Vañó Galván S. Alopecia y evolución de la tricología. Webinar de la Vocalía Nacional de Dermofarmacia del CGCOF.

Vañó Galván S. Tipos de alopecia. Disponible en: https://www.sergiovano.com/tipos-de-alopecia.html

Otras noticias destacadas

Destacados

Lo más leído