• Home

  • Tendencias

  • Entrevistas

  • Pablo García Tamajón (@medicadoo): «Si no lo es ya, la farmacia digital va a ser una extensión de nuestra vida»

Pablo García Tamajón (@medicadoo): «Si no lo es ya, la farmacia digital va a ser una extensión de nuestra vida»

Licenciado en Farmacia. Escritor de contenidos y consejero farmacéutico en Medicadoo.es

Pablo Garcia Tamajón
Pablo Garcia Tamajón

Más de 5.200 seguidores en Twitter, unos 37.200 en Instagram y más de 39.000 en Facebook. Está claro que Pablo García Tamajón, más conocido como @medicadoo, no es una moda pasajera en las redes sociales.

– ¿Cómo surgió el blog Medicadoo.es?

– Ahora trabajo en un laboratorio, pero el proyecto sur­gió cuando trabajaba en la farmacia en la que he estado 17 años. La idea era doble: por un lado, vi que con el for­mato digital los consejos farmacéuticos no se limitaban a mi área de influencia, sino que podía llegar a más gen­te, y por otro también era una motivación extra para es­tudiar y reciclarme. De esto hace unos 6 o 7 años. Era la época dorada de los blogs, pero el online ha cambiado mucho. Empezamos muy pocos. Recuerdo a la Boticaria García, El blog de Pills y Farmaadicta. En realidad, em­pecé porque me gustaba escribir, y decidí hacerlo sobre lo que conozco: mi profesión. También lo hice por pres­tigiar la profesión farmacéutica.

– ¿En qué consiste el blog?

Medicadoo es un proyecto de blog de consejo farma­céutico puro y duro. Desde que lo tengo soy mejor farma­céutico, porque siento la motivación extra de estar siem­pre actualizado. Además, intento ser escrupuloso y no abordar temas que no sean de mi área de conocimiento.

– Tiene más de 5.200 seguidores en Twitter, unos 37.200 en Instagram y más de 39.000 en Facebook. Su consejo, por tanto, llega a mucha gente, lo que supone una gran responsabilidad. ¿Siente esta presión?

– Es mi responsabilidad, es cómo afronto mi realidad, pero no supone ninguna presión para mí. Las redes so­ciales son una extensión de ti mismo. Al final, intentas llevar a ellas tu forma de entender la vida, tu carácter. Yo intento ser riguroso, cercano y honesto, que es lo que siempre ha caracterizado a los farmacéuticos. Mi perfil en redes sociales no es muy personalista, explicando mi día a día, sino que mantiene la misma línea de consejo farmacéutico. Esto la gente lo valora.

24 EF 603   TENDENCIAS   entrevista Pablo Garcia Tamajón 02

 

– Algunos farmacéuticos ven el binomio farmacia-redes sociales como sinónimo de contenidos poco profesionales, demasiado ligeros. ¿Está de acuerdo?

– No creo que los farmacéuticos seamos una profesión con conocimientos ligeros, poco valiosos, aunque siem­pre puede haber algún perfil en concreto que haga ese tipo de contenidos. La ciudadanía en general percibe al farmacéutico como un profesional valioso y riguroso. Por ejemplo, en las redes sociales cada vez se tiene más en cuenta la opinión del farmacéutico en dermofarma­cia. Incluso en la televisión, en la radio o en revistas lifestyle encontramos a farmacéuticos dando su opinión o consejo farmacéutico sobre temas relevantes.

En las redes sociales cada vez se tiene más en cuenta
la opinión del farmacéutico en dermofarmacia

- Sin embargo, algunos influencers no sanitarios re­comiendan el uso de medicamentos a través de las redes sociales. ¿Cuáles son los principales riesgos?

– Cada uno debe hablar de lo que sabe. No tengo nada en contra de este tipo de influencer, pero igual que no le pediría consejo para arreglar un coche a alguien que no es mecánico, tampoco le pediría consejo sobre un me­dicamento a alguien que no fuera un profesional del sec­tor. Puede ser peligroso porque esta gente tiene mucha capacidad de influencia. En España, a veces el proble­ma no solo es de ellos, sino también de la sociedad. Ten­go la sensación de que el problema es la banalización del medicamento y de los efectos secundarios.

– ¿Qué le aporta estar en las redes sociales?

– Las redes me han permitido conocer a muchos com­pañeros con los que, de otra manera, hubiera sido im­posible contactar. Tengo muy buenos amigos de la pro­fesión que me los han dado las redes. También me han permitido que mi trabajo de divulgación llegue a más gente. Por ello, les estoy eternamente agradecido.

– ¿En qué red social se siente más cómodo?

– Cada una tiene lo suyo, pero con la que me siento más có­modo e interacciono más es Instagram. También entro to­dos los días en Twitter, aun­que, a pesar de que me parece muy interesante y aprendo un montón, posteo muy poco.

En las redes sociales no percibo una excesiva competencia entre farmacéuticos, sino compañerismo. Hay mercado para todos

– ¿Hay mucha competencia entre los farmacéuticos que están en las redes sociales o sucede todo lo contrario? ¿Hay sinergias?

– En mi caso lo único que tengo son sinergias. Tengo la suerte de contar con amigos en las re­des sociales y, además, la ma­yoría son farmacéuticos. No percibo una excesiva compe­tencia, sino compañerismo. Hay mercado para todos.

– ¿La industria farmacéutica está interesada en lo que hacen los farmacéuticos en las redes sociales? ¿Los apoyan?

– Todo esto es un proceso y es­tamos al principio. Los laborato­rios están viendo que la parte di­gital es muy importante, y cada vez están prestando más aten­ción a los farmacéuticos polari­zados en el mundo digital. 

El consejo

A los farmacéuticos que quieran sumergirse en el mundo online Pablo García les recomienda «que lo hagan, que no se frenen». «Si no lo es ya —explica—, la farmacia digital va a ser una extensión de nuestra vida. Es el futuro. Yo nací analógico y con el tiempo me he ido transformando en digital. El consumidor del futuro va a ser 100% digital. Por ello es fundamental que la farmacia entienda que tiene que abrirse al mundo digital». Pero advierte: «Mi consejo es tener paciencia, porque los resultados no son inmediatos. Y en cualquier caso, si lo hacen, que lo hagan bien, de la mejor manera y destinando recursos».

Otras noticias destacadas

Destacados

Lo más leído