• Home

  • Tendencias

  • Entrevistas

  • Albert Pantaleoni Giralt: «El farmacéutico es una “marca” de confianza que hemos de reforzar»

Entrevistamos a Albert Pantaleoni Giralt, farmacéutico comunitario en Barcelona.

– ¿Por qué decidió estudiar Farmacia?

– Mi tía era farmacéutica y desde pequeño me animó a ir a su farmacia a ayudarla. Aquella experiencia me hizo ver que la de farmacia es una profesión muy bonita; me di cuenta, además, de que el hecho de llevar una bata te permitía estar muy cerca de las personas y que te confiaran muchos temas. Creo que más que una profesión es una vocación. Cuando la escogí hubo quien me dijo que era una profesión de chicas, pero no es así, es una profesión para personas a las que les guste estar detrás del mostrador y cerca de la población.

– ¿Cómo llegó al ámbito del marketing?

– Al acabar la carrera hice el típico máster de marketing y vi que esta faceta profesional ofrecía muchas posibilidades. Además, uno de mis primeros trabajos fue en Ediciones Mayo, donde de la mano del director de El Farmacéutico, Josep M. Puigjaner, pude ver que la farmacia era muchas más cosas más allá de la química, la física o la botánica. Descubrí, por ejemplo, temas como la gestión de personas, la gestión de categorías, las campañas sanitarias o también la fiscalidad, que es fundamental para un titular. De ahí mi vocación por el marketing, pero sobre todo por la comunicación, que creo que es un término más acertado: la comunicación en la farmacia.

– Una decisión arriesgada, pues en la farmacia el binomio marketing y profesionalidad requiere un equilibrio complejo.

– Yo creo que este equilibrio es posible, pero el farmacéutico debe darse cuenta de que no puede entrar en una guerra de precios, porque hay otros canales, tipo ecommerce, con los que es imposible competir. Esas amenazas nos han de servir para potenciar nuestros servicios, nuestra atención farmacéutica, nuestro seguimiento al paciente, y es que la mujer del César además de ser honrada lo ha de parecer, y los farmacéuticos hemos de demostrar a la sociedad el valor de ahorro que supone a nivel sanitario que haya 22.000 farmacias atendiendo a los pacientes, hemos de saber comunicarlo. Respeto que haya personas a las que no les gusta la palabra marketing, pero creo que el farmacéutico es una «marca» de confianza que hemos de reforzar, al tiempo que mejoramos los servicios que ofrecemos.

– ¿Qué retos profesionales se plantea en la actualidad?

– La pandemia ha sido un momento clave en la historia de la farmacia para ver que hay que romper barreras mentales y que lo que antes no se podía hacer, es posible. Hay que potenciar los servicios, y en este sentido creo que es impresionante el papel que se hace desde los Colegios. Ahí están, por ejemplo, campañas como la del cáncer de colon, que evidencia que la población se siente más cómoda llevando sus muestras a la farmacia que a los CAP o a los hospitales, o la de melanoma «No te dejes la piel». A través de los servicios podemos potenciar nuestro papel sanitario y buscar un equilibrio económico con ello.

– ¿Cómo ve el futuro de la farmacia comunitaria española?

– La población está envejeciendo y los temas sanitarios son cada vez más importantes, como acabamos de ver con la pandemia, por lo que podemos posicionarnos cada vez más en servicios de salud. Creo, en definitiva, que la farmacia tiene recorrido, pero quizá no como la conocemos en la actualidad, sino como una farmacia más orientada a los servicios.

– ¿Alguna recomendación para futuros estudiantes?

– Que se lo pasen muy bien, que busquen farmacias en las que puedan aprender y que no tengan miedo de aportar. Los farmacéuticos que ya llevamos años ejerciendo podemos aprender mucho de ellos. A nivel de redes sociales, por ejemplo, nos están enriqueciendo muchísimo y están cambiando nuestra manera de comunicarnos con la población.

Otras noticias destacadas

Destacados

Lo más leído