El estrés podría definirse como el proceso que pone en marcha la respuesta del organismo para restablecer el equilibrio biológico cuando una persona percibe que éste ha sido perturbado por una situación o acontecimiento relacionado con cambios que le exigen un sobreesfuerzo y que, por tanto, ponen en peligro su bienestar personal.

El estrés se manifiesta por un aumento en la secreción de la noradrenalina y el cortisol. Cuando se vuelve crónico, estas hormonas actúan sobre diferentes órganos diana y provocan alteraciones vasculares, cardiacas, inmunitarias y dérmicas. El estrés es positivo cuando produce un cierto grado de tensión que pone en marcha las habilidades y capacidades para conseguir logros y superar retos. Pero es negativo cuando el grado de tensión física y emocional que sufre la persona supera sus capacidades de adaptación.

A continuación, se indican consejos sobre el estrés y las medias necesarias para combatirlo.

 

Tags

Destacados

Lo más leído