La farmacia asistencial se basa en una relación cercana entre el farmacéutico y el paciente, donde el profesional de la farmacia no solo dispensa medicamentos o productos de ortopedia, sino que además ofrece orientación, educación y apoyo emocional.

 

En el contexto de la ortopedia, esto se traduce en un enfoque integral que abarca desde el manejo del dolor hasta la rehabilitación y el cuidado a largo plazo. 

La farmacia asistencial en ortopedia enfrenta diversos desafíos, como la adecuada selección de productos de ortopedia y la coordinación con otros profesionales de la salud. Sin embargo, mediante la implementación de tecnologías avanzadas, programas de educación continua y colaboración interdisciplinar, estos desafíos pueden superarse de manera efectiva. 

 

Los inicios

No dimos el salto directo a implementar la actividad de ortopedia. Al detectar una necesidad no satisfecha en nuestra localidad, comenzamos en el 2006 con productos de apoyo. En el sector inmobiliario empezaba a ser habitual el alquiler con opción a compra, e ideamos un innovador servicio de alquiler de productos de apoyo desde la farmacia para incentivar su dispensación. Hoy son muchas las ortopedias y farmacias que usan nuestros precios de referencia en alquiler, y el servicio ha sido muchas veces reproducido. Así fue, junto a cuatro compañeros farmacéuticos, como nació Cuidándonos, una agrupación de farmacias especializadas en el alquiler y venta de ortopedia que ofrece formación continua para la capacitación en la dispensación de estos productos, y que hoy cuenta con 465 farmacias en España.

image00014
Félix Talavera Ibáñez.

 

Desarrollo del servicio

No nos conformamos con dispensar o alquilar productos; aspiramos a proporcionar una atención completa, y en 2009 introdujimos el asesoramiento al paciente mediante una consulta programada. Estas son las fases de nuestro servicio:

1. Cita programada

Tenemos dos maneras de comenzar. Una es directa a través de la detección del paciente por su medicación, o porque su cuidador manifiesta un problema en la actividad de la vida diaria del paciente. La otra es por petición del paciente o cuidador, o por la existencia de una prescripción médica o receta ortoprotésica. En ambos casos se le informa del servicio y se plantea la posibilidad de tener una reunión para ver la situación del paciente en su entorno y hacer una valoración.

2. Explicación del servicio

Consideramos al paciente en el centro, estudiamos el entorno y valoramos cuáles son sus necesidades a través de escalas y herramientas. Interaccionamos con los profesionales sanitarios que dependen del paciente si es necesario, y con los años hemos conseguido en muchos casos una comunicación bidireccional. Igualmente, analizamos el tratamiento farmacoterapéutico para ver que no existan problemas relacionados con los medicamentos ni duplicidades, y que el paciente sigue la pauta posológica prescrita por el médico.

3. Valoración

La valoración se hace a través de escalas usadas en clínica de forma habitual, sencillas de entender y realizar. 

La principal escala que usamos es la escala de la Cruz Roja, en la que vemos de una forma general cuatro parámetros: la movilidad general, la capacidad de mantener solo en bipedestación o sedestación el tono muscular; la necesidad o no de un cuidador y, si hace falta este cuidador, si lo que ayuda requiere de fuerza física o no; y, por último, el estado cognitivo, pero este aspecto no lo trabajamos por la dificultad en la valoración. Con este estudio se determinan 5 grados, que van desde valerse por sí mismo (0) hasta la dependencia total (5).

Si es necesario, usamos la escala de Norton, que nos da una buena orientación en cuanto al riesgo en úlceras por presión. Establece también 4 grados, desde riesgo muy alto a riesgo mínimo.

4. Herramientas complementarias en la dispensación

Con la valoración ya podemos empezar a orientar en los productos de ortopedia que pueden ayudar al paciente. Cada grado marca unas necesidades, lo que nos permite ordenar los productos en función del grado. Para ello usamos un catálogo de confección propia con los productos más habituales en cada una de las situaciones (aseo, descanso, movilidad, vida diaria) y una web donde, de forma intuitiva y visual, podemos mostrar los precios para que el cuidador/familiar pueda ir tomando decisiones.

El alquiler constituye una herramienta muy valiosa, ya que podemos probar durante un tiempo un determinado producto e ir cambiando para ver cuál se adapta mejor a las necesidades del paciente. En el momento de la compra contamos con el alquiler con opción a compra, por lo que para el paciente no es una inversión perdida.

5. Seguimiento

Cada tres meses tenemos una consulta de seguimiento con el paciente. Durante este tiempo utilizamos dos programas que nos permiten valorar la evolución del paciente:

  • A través de Speed-age podemos medir la velocidad de la marcha en la farmacia. Se trata de un proyecto que mide de forma sencilla, semiautomática, fiable y reproducible la velocidad de la marcha en personas mayores de 65 años. La velocidad de la marcha constituye una herramienta útil para identificar a pacientes que estén en alto riesgo de deterioro de su salud y funcional.
  • Y llevamos a cabo el programa de promoción del ejercicio físico Vivifrail, un referente internacional de intervención comunitaria y hospitalaria para la prevención de la fragilidad y las caídas en las personas mayores. Se trata de un proyecto abierto con material tanto para el profesional como para el paciente, en el que mediante la información de las escalas y de la velocidad de la marcha se obtiene un perfil del paciente que permite pautar unos ejercicios encaminados a que la persona mejore y prevenga su situación de fragilidad. 
31 EF 628 TU FARMACIA asistencial que herramientas

 

Resultados

La categoría de Ortopedia está siendo, después de la especialidad, la más importante. El 60 % de las familias que forman parte de la ortopedia se ven en este servicio de asesoramiento y seguimiento. Además de atender diariamente a muchos pacientes, trabajamos estrechamente con asociaciones locales como Parkinson, Asprona y, sobre todo, con sus terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas. 

En todo este proceso la recomendación de múltiples productos de apoyo es fundamental: movilidad, higiene, descanso, prevención de caídas, transferencias, productos para la prevención de úlceras por presión, etc.

En resumen, el servicio asistencial de ortopedia brinda al paciente educación, selección de productos y otros servicios asociados para recibir una atención integral y personalizada que le ayuda a mejorar su calidad de vida y su salud en general.

31 EF 628 TU FARMACIA asistencial elementos clave
 

Tags

Otras noticias destacadas

Destacados

Lo más leído