XV Informe Aspime: las cifras de la farmacia española «no levantan cabeza»

Aspime presentó ayer en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid su nuevo informe sobre el sector de las oficinas de farmacia, realizado a partir de los últimos datos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de 803 oficinas de farmacia de toda España, correspondientes al año 2012 (último año fiscal presentado).

XV Informe Aspime: las cifras de la farmacia española «no levantan cabeza»
XV Informe Aspime: las cifras de la farmacia española «no levantan cabeza»

Instantánea fiel del sector
La evolución del mercado farmacéutico público y privado es conocida a través de los datos de facturación, de los que mensualmente se disponen de distintos análisis, pero la forma en la que esos vaivenes del mercado influyen en la economía de las farmacias es la que desde hace 15 años ofrecen los informes Aspime. Este documento constituye, por ello, una fiel instantánea del sector. La perspectiva es amplia, ya que se analiza su evolución desde 1999 hasta 2012, en términos económicos, financieros, fiscales, laborales y sociológicos entre otros. Mediante el desglose de datos por intervalos de facturación, se pretende que el lector identifique su oficina de farmacia en el estudio en cuestión, analizando sus puntos fuertes y débiles.
Según este último informe, el ejercicio 2012 no muestra signos de mejora significativa en los márgenes netos de las farmacias de muestra. El intervalo de farmacias que más sufre la disminución de sus beneficios en términos porcentuales en esta edición es el compuesto por las farmacias con un volumen de facturación inferior. Pero la cota mínima de margen neto antes de impuestos la vuelve a tener casi como cada año el intervalo final de farmacias de mayor facturación con un 5,39% sobre ventas.
Los problemas laborales –en el marco de un complicado mercado de recursos humanos como es el del sector farmacéutico– siguen presentes durante 2012 y se aprecian cambios en la evolución de esta ratio. Prácticamente todos los intervalos de farmacias analizadas suben sus ratios de personal sobre ventas. Aun teniendo en cuenta que las reestructuraciones de personal en las farmacias no son suficientes ante las drásticas disminuciones de facturación en 2012, el informe constata un incremento en la ratio de personal contratado de forma temporal respecto a ejercicios anteriores.

Idéntica conclusión final
Los márgenes brutos se encuentran «estancados» en 2012. Y los incrementos de otros gastos de estructura ponen en peligro el progreso económico de las farmacias analizadas.
En definitiva, y teniendo cerca los datos que configuran el próximo informe 2015 (IRPF 2013), Aspime considera que el gran decrecimiento de la facturación de la farmacia española se produce en 2012. Si a esto se añade el primer año de subida impositiva del IRPF, las conclusiones no mejoran. Lamentablemente el informe puede repetir la conclusión final a que llegó el año pasado: «todas pierden». Ningún intervalo de farmacias «se sobrepone» al entrono económico social devastador de 2012.
El informe también refleja los efectos de la entrada en vigor de la subida impositiva iniciada en 2012, mediante el gravamen complementario de IRPF. La entrada en vigor de la nueva normativa tributaria no ha servido para mejorar la fiscalidad de la oficina de farmacia y al comparar la fiscalidad actual de las pymes con los tipos medios a los que se ve sometido un buen grupo de oficinas de farmacia española, el agravio comparativo es persistente. El índice de esfuerzo fiscal formulado por la consultora valora el número de meses que ha de trabajar la oficina de farmacia para hacer frente a su cuota íntegra del impuesto sobre la renta. Desde las farmacias de menor facturación que invierten 2,29 meses hasta la mayoría de intervalos analizados que necesitan más de tres meses y medio para poder pagar sus impuestos. El índice de esfuerzo fiscal más alto lo lideran las farmacias de más facturación superando un cuatrimestre para generar sus obligaciones económicas ante el fisco.
La crítica situación financiera de impagos ha provocado la irrupción masiva de gastos financieros en las cuentas de explotación de las farmacias españolas. Este hecho, alimenta y corrobora la disminución de márgenes de resultados.
En opinión de Aspimer los farmacéuticos tendrán que estar atentos ante la reforma fiscal en ciernes previa para 2015, ya que posibles cambios de tipo en impuestos indirectos afectarían notablemente a la oficina de farmacia, que se encuentra inscrita en el régimen minorista del recargo de equivalencia.
En cuanto a la situación laboral, el informe detalla que la edad de los empleados se sitúa por debajo de los 45 años, en un 63%. Mientras que por otro lado, un 51% de trabajadores empleados en las farmacias tienen una antigüedad inferior a diez años en la misma. El empleo femenino sigue preponderando: el 72% de los trabajadores son mujeres.
En la edición de este año se introducen tres nuevos capítulos: el primero analiza la farmacia desde su perspectiva como inversión económica. El segundo, valora las consecuencias del impuesto sobre el valor añadido en la cuenta de resultados de una oficina de farmacia. Y el tercero, se adentra en el asociacionismo en el sector que nos ocupa.
El XV Informe Aspime ha contado con el patrocinio del Club de la Farmacia de Almirall.

Destacados

Lo más leído