• Home

  • Tendencias

  • Entrevistas

  • José Ibáñez Fernández: «Solo si entendemos cómo aportar valor y lo hacemos de manera eficiente, podremos sobrevivir»

José Ibáñez Fernández: «Solo si entendemos cómo aportar valor y lo hacemos de manera eficiente, podremos sobrevivir»

Entrevista a José Ibáñez Fernández, farmacéutico comunitario en Gavà (Barcelona).
Entrevista a José Ibáñez Fernández, farmacéutico comunitario en Gavà (Barcelona).

Entrevistamos a José Ibáñez Fernández, farmacéutico comunitario en Gavà (Barcelona).

– ¿Por qué decidió estudiar Farmacia?

– En mi familia no había farmacéuticos y no es una profesión que yo conociera muy bien. Tuve un profesor de biología que era farmacéutico y biólogo, y en sus clases nos acercábamos al mundo de la botánica, la fitoterapia y la farmacognosia. Aquello me parecía mágico, humildes plantas que podían curar. Por otra parte, sentía una enorme atracción por el mar y la oceanografía. La carrera de farmacia no me cerraba opciones para mi gran pasión. He de decir, sin embargo, que la carrera no me gustó ni la mitad de lo que me gusta la profesión de farmacéutico comunitario.

– ¿Ha sido como se lo esperaba? ¿Retomaría el mismo camino?

– Ha sido mejor de lo que esperaba, volvería a hacerlo. Aunque la carrera no se ajusta en nada a los requerimientos de un farmacéutico comunitario, y eso es un problema que en algunos países han sabido encauzar.

– Hace décadas que la farmacia reflexiona sobre las amenazas a las que está sometida, ¿Cuáles cree que son las principales amenazas?

– Nos vemos amenazados por las corrientes liberalizadoras y, paradójicamente, en el extremo opuesto, por el monopolio de lo público. La propuesta de valor es crítica porque, en la medida de lo posible, habrá grandes empresas o el sistema público que van a intentar llegar directamente al paciente sin tener que pagar el coste del farmacéutico. Solo si entendemos cómo aportar valor y lo hacemos de manera eficiente podremos sobrevivir.

– ¿Cuáles son las principales fortalezas y debilidades del sector?

– Las fortalezas son el conocimiento, la capacidad de adaptación y los valores. Entre sus debilidades están que se trata de microempresas, con poca fuerza frente a los agentes que juegan en el sector: la Administración, la industria, la competencia... La Farmacia es, además, poco innovadora, y otra que para mí es crítica es la falta de un propósito claro como profesión. Una parte relevante de los farmacéuticos y su equipo no saben cuál es su papel en cada dispensación.

– ¿Cómo ve el futuro de la farmacia comunitaria española?

– ¡Complicado! Como lo es el de todas las empresas, vivimos en la era de la turbulencia. Nuestra estrategia debe basarse en nuestra capacidad de solucionar problemas de los pacientes ligados a la salud y el medicamento de una manera eficiente.

– ¿Dónde le gustaría estar profesionalmente en un futuro?

– Estoy muy comprometido con mi proyecto y disfruto de él. Me gustaría seguir trabajando como titular de mi farmacia unos cuantos años más. Eso sí, pilotando a toda velocidad el bólido que es una empresa en el siglo XXI.

Otras noticias destacadas

Destacados

Lo más leído