• Home

  • Tendencias

  • Entrevistas

  • Álvaro Fernández: «Lo importante es el mensaje, el resto no es más que el contexto para que llegue»

Álvaro Fernández: «Lo importante es el mensaje, el resto no es más que el contexto para que llegue»

Proyecto «Farmacia y redes sociales» #FarmaciayRRSS

Texto: Silvia Estebarán. Fotografías: Leire Fernández Morterero

https://youtu.be/UAbW_lBjZHU

Álvaro Fernández Rodríguez-Acosta (@farmaceuticofernandez), el farmacéutico más popular en TikTok, es licenciado en Farmacia y graduado en Empresariales, con un máster en marketing digital y comercio electrónico. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional detrás del mostrador de la farmacia, y aunque durante un tiempo su trayectoria profesional lo llevó a probar otras disciplinas y dio un salto temporal al sector financiero, volvió a ponerse detrás del mostrador, descubrió el mundo de las redes sociales y sus posibilidades de divulgación, y, aunando las dos cosas, encontró su pasión.

 

– Licenciado en Farmacia y graduado en Empresariales con un máster en marketing digital y comercio electrónico, ¿cómo combinar todas estas disciplinas en la práctica?

Estudié Empresariales e hice un máster en marketing digital, pero a mí siempre me ha gustado mucho la oficina de farmacia. Mi madre tenía una oficina de farmacia y yo he crecido en la rebotica. En su funcionamiento la farmacia es una empresa, aunque con las connotaciones que tiene el hecho de que sea un establecimiento sanitario. Mucha parte del trabajo es de gestión, como en cualquier otra empresa, y es ahí donde yo pensaba que hacía falta tener ciertos conocimientos, aunque la verdad es que los he usado menos de lo que esperaba.

– Y sobre el tema de la divulgación, ¿cómo y por qué se decidió a empezar a hacer divulgación en redes sociales?

No fue una iniciativa ni propia ni supermeditada. De hecho, surgió a raíz de que mis hermanas abrieron un canal de YouTube y empezaron a subir vídeos. Elegían un tema y hacían vídeos con un formato más largo, entre cinco y diez minutos, en función de la temática; eran vídeos «más serios». Al principio no participaba en este tema, pero luego me animé y empecé a hacer vídeos con ellas, aunque las visualizaciones eran muy bajas.

»Durante la pandemia, como todo el mundo, empecé a recibir vídeos de TikTok, que yo no sabía ni lo que era. Todos los días recibía alguno y, aunque el formato no tenía nada que ver con lo que hacía, pensé: «Igual es aquí donde hay que estar». Ahora ya permite vídeos de hasta tres minutos, pero cuando empecé no podían durar más de treinta segundos, la limitación de tiempo te obligaba a abreviar mucho. El primer vídeo que subí fue un sketch medio cómico con mi hermana; era una anécdota en la farmacia de un chico que venía a comprar compresas y tampones, la farmacéutica le sacaba allí todos los tipos, el chico se agobiaba y acababa llevándoselos todos. El resultado es que tuvo un aluvión de visitas, treinta o cuarenta mil visualizaciones, que a mí me parecieron una barbaridad, estaba acostumbrado a los vídeos de YouTube, que los veía mi madre y algún amigo. Al poco tiempo subí otro vídeo en el que hablaba de los motivos principales por los que se rompían los preservativos, y tuvo millones de visitas; y el cuarto o quinto vídeo que subí se hizo superviral, y desde ahí hasta hoy.

– ¿Qué redes utiliza?

– Yo utilizo TikTok e Instagram. Tengo un canal en YouTube al que le hago poco caso, y no uso ninguno más.

– ¿Qué diferencia TikTok de otras redes sociales?

– TikTok no se autodenomina como red social. La realidad es que es cierto, las redes sociales normalmente lo que hacen es fomentar la interacción entre usuarios, TikTok no; de hecho, la limita. Es una plataforma de vídeos, de entretenimiento, cuyo objetivo es que la gente esté viendo vídeos, pero no como en Instagram, donde se busca la interacción. En TikTok la interacción es muy limitada, así que yo creo que la principal diferencia es esa, que no intentan funcionar como una red social.

– Se le considera el farmacéutico más popular en las redes sociales. ¿Es complicado compaginar el día a día de la farmacia en el mostrador con el de farmacéutico en redes sociales?

– Al principio no, ahora empieza a serlo porque es un trabajo aparte. Yo trabajo mis ocho horas en la farmacia y después llego a mi casa y sigo haciendo cosas. Al principio era un entretenimiento más dentro de mi tiempo libre, pero ahora, aunque me gusta y lo disfruto, ya es una cosa que poco a poco se va complicando, aunque de momento lo compagino bien. La verdad es que ahí también tengo la ayuda de mis hermanas, y en algún momento puntual, cuando lo necesito, tengo cierta flexibilidad.

– ¿Cree que los mensajes farmacéuticos y de salud llegan correctamente a través de las redes sociales? ¿O a veces se pierden en el humor del contenido?

– Lo importante es el mensaje, eso está claro, y el resto no es más que el contexto que le das para que el mensaje llegue. Aunque, en realidad, yo creo que es más bien al contrario: tú puedes tener el mejor mensaje del mundo, pero los demás tienen que querer escucharlo, porque si no da igual que tú tengas un mensaje maravilloso. Puedes ser el tío que más sabe del mundo, pero, o adaptas el mensaje a quien quieres que lo reciba, o da igual, porque no lo va a recibir.

»Entonces, ¿qué es primero? Yo creo que lo primero es que te escuchen, y después ya cuentas lo que tú quieras. Si no te escuchan, da igual lo que les vayas a decir porque no lo va a escuchar nadie. Los primeros vídeos de YouTube que hacíamos tenían información muy buena, pero no llegaban. ¿A quién le han servido, a quién le han sido de utilidad? Pues a mí, para aprender a estar delante de la cámara y a soltarme hablando.

»Cuando entras en una plataforma como TikTok, en la que hay mucha gente y muy joven, y además les vas a contar algo que en principio no les interesa, lo primero que tienes que hacer es captar, generar esa atención, y después dejarán que les cuentes eso que no sabían que sí les interesaba. Si tienes un canal de divul­gación científica que quieres orientar a profesionales de la salud, el tono y la temática serán otros, ­porque son gente que ya tiene unos conocimientos importantes. Pero si lo que quieres es adaptar tu mensaje a gente que no tiene conocimientos de salud, el tono tiene que ser completamente distinto. No se trata de contar cosas muy complicadas, porque el mensaje llega mal, no interesa ni se recibe. Muchas veces damos por hecho que la gente sabe cosas que no sabe. La mayoría de los vídeos que funcionan cuentan cosas muy curiosas o muy básicas.

20 EF 608 TENDENCIAS entrevista Alvaro Fernandez foto1

Muchas veces damos por hecho que la gente sabe cosas que no sabe. La mayoría de los vídeos que funcionan cuentan cosas muy curiosas o muy básicas

 

– ¿Sobre qué tema hay más desconocimiento y en qué tipo de cuestiones cree que el farmacéutico puede incidir con su formación?

– Sobre todo en lo relacionado con la sexualidad, que además se hace superviral. En mi caso surgió sin buscarlo; no hacían más que llegarme preguntas y cada vez que yo las contestaba llegaban más. Yo hago contenido de todo tipo, y los vídeos más virales, casi todos, están relacionados con la sexualidad. Aunque también es cierto que he hecho vídeos explicando la hipotensión ortostática y han tenido entre seis y siete millones de visitas.

Hago contenido de todo tipo, aunque los vídeos más virales, casi todos, están relacionados con la sexualidad

 

– Una de las cosas por las que destaca en redes es por luchar contra la desinformación. ¿Cuál es el bulo más grande y peligroso que ha oído nunca?

– De esos hay un montón y en todas las temáticas. En cosmética, desde el «échate un limón en la cara, que es lo mejor para el acné», hasta «la menstruación como mascarilla hidratante», que alguno creyó y se fue replicando. Y es que puede llegar cualquier influencer y decir que usa la crema para las hemorroides como anti­ojeras y que le va fenomenal. Por eso tiene que haber alguien detrás con conocimiento de causa que pueda decir: «No, un segundo, que este señor se ponga lo que quiera, pero esa crema no es para eso». Con el tema del coronavirus surgen continuamente.

– Aunque se dirige al público general, ¿ha pensado hacer algo solo para farmacéuticos?

– No, la verdad. No quiero decir que más adelante no me lo plantee, pero ahora mismo no. Hay cuentas con información científica muy buena a las que yo sigo. En realidad, he de reconocer que yo no me seguiría a mí mismo, aunque sí seguiría otros perfiles que a lo mejor tienen menos difusión, pero porque, obviamente, el público es más reducido. A mí lo que me gusta es estar en contacto con la gente a la que le cuento las cosas, que es la gente que tengo al otro lado del mostrador.

20 EF 608 TENDENCIAS entrevista Alvaro Fernandez foto2

A mí lo que me gusta es estar en contacto con la gente a la que le cuento las cosas, que es la gente que tengo al otro lado del mostrador

 

– ¿Qué opina sobre los que consideran que un farmacéutico pierde veracidad o profesionalidad por ser viral en TikTok?

– Es algo que no me preocupa. Yo creo que precisamente es lo contrario: lo que haces es llegar a la gente. Incluso a veces los usuarios empiezan por mi perfil, porque a lo mejor les interesó primero, y después llegan a otros perfiles en los que van a encontrar una información más extensa de determinado tema. Creo que cualquier forma de llegar a la gente es buena. Obviamente, hay que mantener ciertos criterios de profesionalidad; yo no cuento nada que no esté comprobado, pero después, el cómo lo cuente, eso ya es problema mío. ¿Que otro lo cuenta de otra forma?, fenomenal. Si a ti te funciona y es como tú te sientes cómodo, yo no tengo ningún problema. Pero la realidad es que cada uno tiene su opinión, tampoco pretendo gustarle a todo el mundo. Hay farmacéuticos que me siguen porque les divierte lo que cuento, pero ya saben lo que cuento, y ese no es mi público: no quiero difundirle cosas a alguien que ya las sabe.

– Como farmacéutico, ¿hay algún tema sobre el que le gustaría poder tener más formación?

– En su momento yo estaba seguro de que era necesario tener más conocimientos de gestión, porque toda esa parte menos romántica de la farmacia también existe y es imprescindible para la viabilidad de un negocio. Yo creo que eso es importante, y todo lo que tenga que ver con el marketing son cosas que pueden ir a más. También creo que los cursos de atención farmacéutica son muy importantes; ya existen, y está al alcance de cada uno hacerlos o no, pero es verdad que cuando sales de la carrera no estás preparado para estar detrás de un mostrador, en eso se tarda. La primera vez que me pidieron omeprazol nadie me había contado que la señora no iba a decir omeprazol, ni siquiera algo aproximado. Por otro lado, cada uno tiene sus intereses personales: cosmética, ortopedia… Hay farmacias grandes, otras pequeñas; las que son más grandes pueden tener un equipo con varias especializaciones que se complementen unas a otras, por lo que también habrá necesidades especiales y particulares, pero, en general, tener conocimientos de gestión a día de hoy es importante.

– Acaba de salir su primer libro [Nadie nace sabiendo. Manual de sexualidad para jóvenes y no tan jóvenes]. Aunque hoy en día hay más información sobre salud sexual, ¿sigue siendo un tema tabú entre los jóvenes?, ¿sigue siendo tan necesaria como siempre la divulgación en este aspecto?

– Sigue siendo un tema tabú, sí, aunque creo que menos. Casi siempre que me entrevistan me preguntan dónde creo que debería enseñarse esto a los niños, y la verdad es que no lo sé. Tengo claro que en sus casas muchas veces no, porque los padres tampoco saben y, además, es evidente que la conversación entre un adolescente y su padre no es la más cómoda del mundo, para ninguno de los dos. Hay padres que me han escrito diciendo que van a comprar el libro y se lo van a dar a su hijo, y que si este tiene alguna duda, que me escriba a mí.

Otras noticias destacadas

Destacados

Lo más leído