educación

Vedrò con mio diletto

Vedrò con mio diletto

Me educaron, si puede aplicarse esa palabra a las enseñanzas que recibí, en un colegio religioso exclusivamente masculino, y, como en todos los escenarios en los que sólo hay hombres, el ambiente era áspero, descuidado y hosco.

La mala educación

Decía Mark Twain que la educación consiste en ocultar la muy alta opinión que tenemos de uno mismo y la muy baja que tenemos de los demás. Bien, pues de un tiempo a esta parte, parece que en la sociedad se ha establecido no se sabe muy bien si una moda o un pernicioso cambio de valores en el cual ser maleducado, expresarse con eso que se ha denominado bordería, es una cotización en alza.

Lo más leído