diálogo

La felicidad del «Homo Loquax»

La felicidad del «Homo Loquax»

Me dijo «Te doy mi palabra», y a continuación me soltó un discurso interminable ante el que apenas fui capaz de resistir. Y es que el hombre es ciertamente un ser locuaz. A la clasificación, bastante optimista, que nos hemos otorgado como especie, no sólo Homo sapiens, sino Homo sapiens sapiens, le falta añadir esa variedad tan extendida entre nosotros, la del Homo Loquax.

Desenfocando el debate

Desenfocando el debate

Es septiembre y después del periodo estival se reactualizan, cada año, los mismos acontecimientos. La vuelta al trabajo, la vuelta al colegio, la vuelta. A los viejos debates.

Lo más leído