Publicidad

banner-lainco


Veterinaria

Parásitos intestinales

  • 18 Mayo 2014
  • Llorenç Serrahima

Prácticamente todo los perros y gatos son portadores de parásitos intestinales. Las especies parasitarias más extendidas entre ellos son los nematodos (gusanos redondos de los géneros Toxocara, Toxascaris, Ancylostoma y Trichuris), los cestodos (gusanos planos, Dipylidium, Taenia y Echinococcus), los trematodos (vermes en forma de hoja de árbol, como Echinostoma) y los coccidios (protozoos unicelulares, Coccidia o Giardia).

Habitualmente se trata de infestaciones banales y de escaso riesgo para ellos y para sus propietarios, siempre que se mantengan a raya. En los cachorros pueden provocar diarreas y retrasos en el crecimiento, mientras que en los animales viejos o debilitados pueden agravar su debilidad y complicar alguna enfermedad preexistente. Sin embargo, en la mayoría de animales adultos y sanos parecen no provocar ningún daño apreciable, ya que un sistema inmunitario sano es capaz de contenerlos.
Ahora bien, si su número crece excesivamente, pueden provocar complicaciones. Por un lado, interfieren en la absorción de nutrientes en el tubo digestivo, donde además provocan irritación y lesiones en la mucosa. Entonces el animal presenta una serie de síntomas relativamente inespecíficos y bastante típicos de una parasitación: pelo mate, anemia, adelgazamiento, cansancio y a menudo diarreas insidiosas o trastornos de la fertilidad. Asimismo, sobrecargan el sistema inmunitario, que ha de concentrar sus esfuerzos contra los parásitos, dejando al animal más desprotegido frente a otras infecciones: no es raro que un perro parasitado sufra además alguna infección bacteriana o vírica.
La mayoría de especies parásitas de los animales domésticos se reproducen mediante huevos que el animal hospedador eliminará en sus heces. Se trata de huevos microscópicos y muy resistentes a las condiciones climatológicas, que quedan en el medio ambiente, ya sea urbano o rural. Los animales domésticos se contagian ingiriendo esos huevos al consumir o lamer cualquier alimento o residuo contaminado que se encuentren en su camino. Así, la carga parasitaria de los animales domésticos tiende a aumentar porque, tarde o temprano, un animal se reinfestará por esta vía. Por eso es recomendable desparasitarlos periódicamente, por ejemplo tres o cuatro veces al año.
En el mercado español existen diversos productos antiparasitarios, con distintos principios activos y con diferentes vías de administración. Los más habituales se presentan en forma de comprimido, solución o pasta oral. La elección de una presentación u otra dependerá de varios factores. En general, los comprimidos son más fáciles de dosificar y se comercializan con diferentes concentraciones de principio activo, en función de la especie, la edad y el tamaño del animal. Sin embargo, a veces algunos animales no toleran su sabor y admiten mejor las pastas o las suspensiones. Los gatos, por ejemplo, son muy selectivos con el sabor de todo lo que comen, por eso no es raro que rechacen cualquier medicación oral. En ese caso, es probable que el veterinario recomiende un tratamiento en spot-on: una solución que se aplica sobre la piel para que se absorba, y que tiene una muy buena tolerancia y eficacia terapéutica.

Valorar este artículo
(1 Votar)

Llorenç Serrahima

Veterinario, MBA

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.