Publicidad

banner-lainco


Tribuna empresarial

Fraude fiscal y efecto publicitario

Desde inicios del actual año 2015 las autoridades fiscales nos van anunciando una «última pata pendiente» de la más que esperada reforma fiscal. Los principales impuestos directos e indirectos de nuestro sistema tributario han sido tamizados desde enero, dibujándonos una nueva hoja de ruta fiscal para la oficina de farmacia.

Sin embargo, quedaba pendiente la nueva Ley General Tributaria (en el Senado y aún no aprobada cuando escribimos estas líneas). Importantísima será su publicación definitiva, sobre todo en unos años de movimiento inspector en nuestro sector empresarial de oficinas de farmacia. Seguro que en breve podré detallarles las principales novedades.
Asimismo, y siguiendo una tendencia de nuestro entorno europeo, los actuales gobernantes pretendían añadir a esta nueva e importante legislación (que regula las relaciones de los contribuyentes con el fisco: inspecciones, etc.) otra normativa que «hiciera pública» determinada información incluida en sentencias de fraude fiscal. La intención es bastante clara desde mi punto de vista: intentar que el «efecto publicitario», por un lado, desincentive cualquier intento de elusión tributaria y, por otro, que los «anunciados» tengan una pena añadida a la condena jurídica.
Muy sinuoso ha sido el devenir de esta Ley Orgánica tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado, así como en los Tribunales Supremo y Constitucional y en la Agencia de Protección de Datos. Finalmente, el pasado 11 de septiembre era publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la «Ley Orgánica 10/2015, de 10 de septiembre, por la que se regula el acceso y publicidad de determinada información contenida en las sentencias dictadas en materia de fraude fiscal».
Como curiosidad, la Ley se compone de un único Artículo Modificativo, una Disposición transitoria y tres Disposiciones finales.
El Artículo antes mencionado «reconoce el carácter público del acceso al fallo de las sentencias condenatorias firmes en materias especialmente relevantes para el control fiscal: delitos contra la Hacienda Pública, delitos de insolvencia punible, cuando el acreedor sea el erario público o, finalmente, los delitos de contrabando, permitiendo en estos supuestos el acceso público a determinados datos personales del condenado o del responsable civil».
Posteriormente el mismo Artículo aclara que se publicará «un extracto» (no toda la sentencia) en el que aparecerán: «los datos que permitan la identificación del proceso, del condenado y del responsable civil, el delito por el que lo haya sido, así como la pena y la cuantía de la responsabilidad civil impuesta».
Según el legislador explica en la exposición de motivos de esta normativa, de esta forma se «protegen los derechos a la protección de datos de otras personas que hubieran podido participar en el proceso, pero que no resulten afectadas por la condena».
Es decir, que el dedo acusador, que en nuestro caso será la publicación en el antes citado BOE, sólo reflejará una serie de datos que no pongan en peligro el derecho al honor y la intimidad de otros participantes. Pongamos como ejemplo una oficina de farmacia que mantiene relaciones comerciales con un determinado laboratorio que se viera afectado.
Como es habitual en las relaciones con la Agencia Tributaria, la «redención» del contribuyente tiene su premio. Y por ello, en la parte final del Artículo se pone de manifiesto que, si el condenado «pasa por caja» antes de que la sentencia sea firme, la publicación quedará automáticamente anulada.
Importante resulta también la entrada en vigor de esta normativa, prevista en la disposición final tercera para dos meses después de su publicación en el BOE. Es decir, que a partir del próximo 11 de noviembre podrán verse afectadas las sentencias en cuestión.
Y como dirían los dibujos animados de mi niñez: «No se vayan todavía, aún hay más», ya que la esperada nueva Ley General Tributaria complementará el documento recién aprobado con la lista de deudores, personas físicas y empresas que mantengan una deuda (incluida sanción, pendiente de confirmar) con la Agencia Tributaria superior al millón de euros. No serán previsiblemente incluidas las deudas aplazadas (fraccionamientos/aplazamientos concedidos) o suspendidas (expedientes sancionadores recurridos).
Todo indica que la primera «lista negra» (de extractos de sentencias) se publicará a finales de este 2015, e incluirá a contribuyentes afectados por los hechos antes descritos.
Por lo que luego no me digan, que el que avisa no es traidor y, si tienen entre manos una sentencia de las antes mencionadas…, regularicen su situación tributaria si no quieren «salir en los papeles».

Valorar este artículo
(0 votos)
Juan Antonio Sánchez

Economista Asesor Fiscal. Socio Director. TAXFARMA, S.L.

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los cajones olvidados, como la memoria, van acumulando polvo. La memoria va superponiendo estratos, uno encima de otro. Pero incluso los más antiguos siguen allí. A veces por olvido, y ...

«Toda noche, por larga y sombría que parezca, tiene su amanecer»
Macbeth

...

Margarita López-Acosta piensa que se debe seguir trabajando para lograr que exista «un balance de género real que permita que cualquier persona, sea hombre o mujer, pueda desarro ...

Ana Teresa Jódar Pereña se licenció en Farmacia por la Universidad de Salamanca y en la Isabel I de Burgos en Nutrición. Posee un máster en atención farmac& ...

Las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis) constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una ...

¿Has oído hablar alguna vez de la relación entre el cerebro y el intestino? Existe un vínculo entre ambos: la microbiota o flora intestinal1. La microbiota se ...

Nuestra microbiota
La microbiota autóctona es esencial para los seres vivos. La relación que mantenemos con ella es habitual ...

En la serie de tres artículos que se inicia con el presente repasaremos numerosos aspectos relacionados con el volumen de existencias obrantes e ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser cons ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Durante siglos, pensadores y políticos buscaron principios firmes y sólidos: la historia como una roca, el hombre como una esfera que se llenaba de contenidos que transmitía de ...

Cuando comienza a escribir estas líneas, el farmacéutico no sabe muy bien qué es lo que quiere contar. No es titular de una farmacia, no trabaja en un hospital ni en una f&aacut ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.