Publicidad

banner-lainco


Tertulia de rebotica

El cibernético timo de la estampita

«Siglo XX cambalache, problemático y febril, el que no llora no mama y el que no afana es un gil». Vieja y vigente letra de tango, ni un día sin su afán. Mañana cumplo años y la calle arde de afanosos, este de la tez morena me ofrece una papelina, no compra oro, vende sus servicios de vidente.

«Soluciona los problemas sentimentales, detiene divorcios, retira amantes, atrae a la pareja sin causarle daño ni efectos secundarios, limpia el mal de ojo y potencia la sexualidad, especialista en amarres a distancia, cura todos los problemas con resultado inmediato.» Sonríe, garantía de calidad y servicio a domicilio. Los de la mendicidad serían los más venales, los timos inmediatos apenas sí han variado, siguen ajustándose a las reglas básicas de la estampita, el tocomocho, el pase negro, el nazareno y el si le ves que no le verás, a la regla de la codicia latente de todo individuo puede ser tu fuente de ingresos libre de impuestos. Los nuevos medios sólo han añadido tecnología, en vez de«pasa la bola» se dice «reenvía este correo», se dice de todo y de todo se vende, «compre viagra y dele la vuelta al mundo por cinco módicos euros». En una feria de pueblo, de muy niño, pagué céntimos por ver «la caraba», esa vieja mula que ya no podía arar. La red no ha inventado los timos, pero se ha revelado como la caraba cibernética, como un medio perfecto para intentarlos con miles y miles de usuarios. Los servicios financieros no le van a la zaga, la calle se puebla de trileros, de preferentes, de títulos de multipropiedad, de beneficios piramidales, los hermanos Lehman como absolutos reyes del mambo. Entre esta nube de defraudadores uno echa de menos a los auténticos carteristas, aquellos mágicos prestidigitadores que con su dos de bastos, índice y corazón, te levantaban el as de oros sin que sonase ninguna de las campanillas del muñeco del patio de Monipodio con el que se entrenaron. Ahora sus nietos son unos burdos violentos sin ningún arte del que vanagloriarse. Los de la mendicidad son los fraudes más venales, si no es tan pobre lo que sí está claro que rico mucho menos, y algunas ofertas son estremecedoras. La de esa jovencita que con su sucia cara de agua y jabón, y con tanto dolor acumulado en sus pupilas, te dice: «Por cinco euros le recito un poema porno». La insistencia en lo de los cinco euros nos indica claramente cuál es nuestra unidad monetaria. Lo de los quinientos es en la red, el nigeriano está de moda, cada cinco minutos se muere un millonario en Lagos dejando en herencia una fortuna a un desconocido pariente español. Lo de usurpar una personalidad física o empresarial en el ciberespacio se llama voice phishing, sin el inglés estaríamos perdidos, y es delito impune. La tertulia viene a cuento por el correo que acabo de recibir. De: facebook adm (client dpt 45@ eircom.net). Dice así: «Felicidades, el personal y la dirección de facebook le felicitan por haber ganado nuestro facebook promo de 850.000 dólares. Tu correo fue seleccionado por nuestro sistema de base de datos. Por favor, póngase en contacto con nuestro officier facebook para reclamar su victoria prize indicando el número ganador y el número de referencia». Y con más rostro que el otro lado de la Luna firma: «Agente Fiduciario Sr, V. Coronel. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.» Sin duda alguna la felicitación es un timo, mi cumpleaños es mañana. Paseo por esta calle, entre tan afanosa fauna urbana, y caigo en la cuenta de que cumpliré años pero años del siglo pasado. Lo que no daría, más de cinco euros, por volver a ver la caraba.

Valorar este artículo
(1 Votar)
Raúl Guerra Garrido

Farmacéutico. Escritor. Premio Nacional de las Letras 2006. /www.guerragarrido.es/

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.