Publicidad

banner-lilly-creatividad-investigacion
Banner_rinastel
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2927

Oficina de farmacia

Atención farmacéutica en productos sanitarios

  • 15 Octubre 2015

Cuando abordamos el tema de la atención farmacéutica en productos sanitarios podemos hacerlo desde diferentes puntos de vista, pero llegamos siempre a la misma conclusión: la aplicación del concepto de atención farmacéutica (si nos quedamos con la definición estricta y no añadimos el «consejo farmacéutico») no está definida ni protocolizada en el mundo del producto sanitario.
La diferencia está en la protocolización del proceso, algo nada fácil por la complejidad añadida que supone asociar medicamentos y productos sanitarios, pues difícilmente encontraremos pacientes en los que no se dé esta asociación.
A veces, en determinados productos (como ocurre con algunos productos de apoyo y cosméticos) es incluso difícil determinar si son sanitarios o no. Lo único que podemos hacer es valorar que el resultado de la acción de un producto sanitario tenga una utilidad médica o sanitaria, y no una finalidad estética o meramente de confort social.

Modelos de atención farmacéutica
En la farmacia comunitaria nos encontramos de forma habitual con productos sanitarios de bajo riesgo y normalmente «no invasivos» (podemos poner como ejemplo de excepción el dispositivo intrauterino [DIU] o las cánulas de traqueotomía), pero ello no justifica que desconozcamos sus distintas utilidades y aplicaciones.
Debemos conocer qué tipo de productos sanitarios nos solicitan en la farmacia comunitaria y, sobre todo, qué pacientes los demandan.
Sólo haremos atención farmacéutica y seguimiento del producto sanitario en cada paciente cuando profundicemos en su estudio e intentemos protocolizarlo de forma paralela a los medicamentos que utiliza dicho paciente.
Tras realizar una observación general de los pacientes por patologías más frecuentes, en este apartado haremos una sencilla clasificación basada en la relación paciente-producto sanitario.

atencion farmaceutica fig 1 10Paciente dependiente y/o encamado
Normalmente, es el cuidador quien va a la farmacia comunitaria a por los medicamentos. El farmacéutico es quien debe determinar la necesidad del producto sanitario antes incluso de que un paciente lo solicite, y por tanto debe estar preparado para resolver las dudas del usuario o del cuidador acerca de estos productos. Esta necesidad podemos clasificarla en varios grupos:
a) Traslado y manipulación del paciente durante su aseo:
• Camas articuladas.
• Grúas.
• Sillas para traslado en aseo (figura 1).
• Ayudas en el baño.
• Aseo: manoplas, esponjas… (figura 2).
• Sujeciones para evitar caídas de cama o silla (figura 3).

b) Productos de incontinencia (absorbentes):
Criterios para elegirlos:
1) Según la forma y el sistema de sujeción:
• Rectangular: indicado para pacientes que deambulen.
• Anatómico: indicado para pacientes que deambulen y con buen estado cognitivo. La excepción es si existe incontinencia fecal asociada o pérdidas abundantes, en cuyo caso recomendaríamos el anatómico-elástico.
• Anatómico-elástico:
– Pacientes encamados o con movilidad reducida (cama-sillón).
– Durante el descanso nocturno.
– Pacientes con incontinencia fecal asociada.
– Pacientes con pérdidas abundantes.
2) Según la capacidad de absorción:
• Día: pérdidas leves o moderadas durante el periodo diurno.
• Noche: pérdidas leves o moderadas durante el periodo nocturno.
• Supernoche: pérdidas abundantes durante el periodo nocturno (también se acepta indicación en caso de pérdida moderada durante el periodo nocturno).

atencion farmaceutica tabla 1c) Productos para úlceras por presión:
Es muy importante conocer el riesgo de cada paciente de sufrir este tipo de úlceras. Para ello nos valdremos del índice de Norton (tabla 1).
• Tratamiento con parches y apósitos. Es un mundo muy complejo, pero que debemos conocer, pues cada tipo sirve para una localización, un tipo y un estadio diferente de la úlcera.
Sus principales componentes son:
– Polisacáridos (dextranómero, cadexómero).
– Alginatos.
– Hidrogeles.
– Hidrocoloides.
– Poliuretanos (laminares, hidropoliméricos).
– Absorbentes de olores.
– Cicatrizantes especiales.

En la farmacia comunitaria podemos recomendar…
• Patucos y coderas almohadillados de aislamiento (figura 4): inducen relajación y consiguen un alivio del dolor. Previenen el roce continuo en un punto.
• Cojines viscoelásticos (figura 5): reparten las zonas de presión y las transfieren a zonas de menor riesgo. Esto se consigue gracias a:
– La utilización de materiales blandos.
– La elasticidad del material.
– El aumento de la superficie de contacto con el asiento.
– La reducción de la fricción.

A veces tienen una pequeña elevación en la parte delantera, entre las piernas (forma anatómica), que permite un mejor posicionamiento del paciente en sedestación sin que haya deslizamiento.
• Colchones neumáticos (figura 6): constan de un compresor y un colchón de células de aire que se van inflando de forma alterna, lo que libera los distintos puntos de presión.
• Colchones viscoelásticos (figura 7): previenen la aparición de llagas, ya que la espuma viscoelástica tiene memoria y es sensible a la forma y al calor.

Paciente diabético
Cuando se trata de un paciente diabético hay que tener en cuenta tres factores:
1. Es muy importante la observación del pie, porque probablemente también nos consultarán sobre el tipo de calzado más adecuado.
2. El aspecto circulatorio: medias de compresión.
3. Los cuidados de la piel:
• Productos hidratantes.
• Productos para la prevención de escaras: aceites grasos hiperoxigenados.
• Cremas protectoras y reparadoras.
• Cuidado de la piel en el paciente diabético: especial atención al cuidado de las heridas.

Pacientes con problemas neurológicos o enfermedades degenerativas
Su principal demanda va a centrarse en los productos para la deambulación:
• Muletas.
• Bastones.
• Andadores (figura 8).

Estos productos ayudan a devolver el mayor grado de capacidad motora e independencia posible en las actividades cotidianas, y sirven de apoyo en las situaciones de debilidad muscular. En definitiva, mejoran la calidad de vida del paciente.
Su objetivo es permitir el desplazamiento y la movilidad, gracias a que proporcionan un apoyo adicional del cuerpo. Deberemos aconsejar el producto más adecuado, en función del grado de control del paciente sobre su movilidad.

Paciente ostomizado
En la farmacia nos preguntarán sobre los tipos de bolsas y su utilización, y es un tema muy complicado. Debemos saber, al menos, que actualmente existen tres tipos diferentes de dispositivos colectores:
• Bolsas cerradas.
• Bolsas abiertas.
• Bolsas de urostomía.
A su vez, pueden ser de 1 pieza o de 2-3 piezas, transparentes u opacas, y constar de varios componentes y accesorios (figura 9):
• Un adhesivo protector de la piel periestomal.
• Un filtro, que deja pasar el gas y retiene el mal olor.
• La propia bolsa de recogida del material de desecho y la cubierta de tela sin tejer.
• Un clipper de seguridad que asegura la unión de la bolsa al disco.
• Una válvula de vaciado y antirreflujo en las bolsas de urostomía.
• Pinzas para el canal de vaciado en bolsas de urostomía.
• Una faja para la contención de una posible eventración.

Paciente traqueotomizado
Debemos conocer la anatomofisiología del cuello para entender el uso de las cánulas de traqueotomía (figura 10), pues es un tema muy complejo y delicado.
Para clasificar las cánulas tendremos en cuenta:
• El material con que se fabrican.
• El tipo de intervención quirúrgica al que se ha sometido el paciente.
• Su funcionalidad o el uso que se la va a dar.

La elección siempre deberá llevarla a cabo el otorrinolaringólogo.
El mantenimiento es muy importante, tanto para la preservación de la cánula como para evitar infecciones, por lo que el farmacéutico deberá dar los consejos necesarios sobre estos aspectos.

Paciente con lesiones deportivas
Como en el resto de los pacientes planteados hasta ahora, la valoración de las necesidades de las personas con lesiones deportivas necesitaría un artículo aparte, pero aquí resaltaremos la importancia de conocer las patologías y los diferentes productos ortopédicos estándar (nunca a medida) para poder recomendarlos.
También es fundamental saber tomar correctamente las medidas sobre el cuerpo humano para que la adaptación final del producto sea perfecta.
En la farmacia comunitaria no sólo disponemos de muñequeras, coderas y fajas, cabestrillos, rodilleras y tobilleras, sino también de bolsas de crioterapia o de los más modernos parches térmicos. Por ello, el farmacéutico debe saber cuándo y en qué tipo de lesiones debe recomendar una terapia u otra (terapia de frío frente a terapia de calor).

Conclusión. Valoración del paciente ante la demanda de un determinado producto sanitario
En la farmacia comunitaria debemos saber qué aspectos tenemos que valorar de nuestros pacientes cuando acuden a nuestro establecimiento solicitando un determinado producto sanitario, de modo que podamos hacernos una idea general de su estado y actuar en consecuencia, ofreciendo una atención farmacéutica coherente y documentada:
• Llegada a nuestro establecimiento andando o en silla de ruedas.
• Necesidad de ayuda para la deambulación.
• Movilidad limitada de los miembros superiores.
• Incontinencia.
• Apatía y falta de esfuerzo.
• Baja capacidad de superación.
• Baja motivación personal: posible depresión.
• Baja ingesta de alimentos (desnutrición) o problemas para la ingesta y/o deglución.
• Estado de hidratación interna y externa.
• Estado de la piel.
• Y, por supuesto, la medicación que utiliza habitualmente, para así poder valorar su enfermedad y sus posibles demandas de productos sanitarios.

Después de haber visto a grandes rasgos lo que supone atender a un paciente que necesita un producto sanitario de apoyo o de ortopedia, podemos considerar que es un campo habitualmente olvidado por el farmacéutico comunitario, que suele centrarse sobre todo en el medicamento. Y tenemos mucho que aprender al respecto.
Debemos reciclarnos, y recurrir a los cursos que se imparten o impartirán muy pronto sobre atención farmacéutica en productos sanitarios y ortopedia, tanto en nuestros colegios profesionales y en las facultades de farmacia como en otros medios profesionales (revistas, cursos on-line, etc.).

Bibliografía
BOE. Real Decreto 414/98, de Regulación de los Productos Sanitarios.
BOE. Real Decreto 1591/2009, que sustituye y complementa el RD 414/98.
Máster on-line de productos sanitarios de la Universidad de Granada (2014).
Guía de prevención y cuidados de úlceras por presión para cuidadores (Subcomisión para la prevención y tratamiento de la UPP del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada).
Plan estratégico para el desarrollo de atención farmacéutica del CONGRAL.

Valorar este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

xxxxxx

No hace tantos años que grupúsculos farmacéuticos –los inmovilistas de siempre– acusaban a los responsables corporativos de cobrar comisiones del lobby de la cinta a ...

Vivimos momentos de profunda transformación en el sector. La irrupción de las nuevas tecnologías y las nuevas tendencias en los modelos de consumo y en los canales de compra, no ...

Mercè Martí. Presidenta de la Fundación Pharmaceutical Care España

...

Al finalizar el verano, los españoles se creen a salvo de los recurrentes y molestos problemas oculares. Pero septiembre es el mes en el que la mayoría vuelven a las actividades diaria ...

Mamen Parra ya jugaba con sus muñecas en la rebotica de la farmacia de su madre. «Siempre me ha gustado la profesión.» Ninguno de sus tres hermanos mayores quiso estudiar F ...

Nos encontramos en un momento en el que la farmacia debe estar en constante búsqueda de nuevas herramientas o estrategias que aporten valor a sus clientes y optimicen su gestión. Y en ...

La farmacia comunitaria recibe un gran número de consultas relacionadas con los problemas capilares, entre ellos la caída del cabello. Por tanto, el papel del farmacéutico es cl ...

Definición y prevalencia
La osteoartritis o artrosis es la más común de las patologías articulares crón ...

Hace más de un siglo que los probióticos son objeto de interés científico y constituyen un activo campo de investigación. Actualmente, se conocen numerosos benefic ...

La titularidad y la propiedad de una oficina de farmacia han de corresponder necesariamente a una persona física, lo que excluye cualquier entid ...

Objetivos de aprendizaje

  • Conocer las principales características (concepto, epidemi ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Pedro Ximénez es un riquísimo vino de postre muy dulce y oscuro, con sabores a pasas y melaza, fortificado y envejecido en solera. Algunos lo llaman «el vino de sol» debido ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Debatir sobre el futuro de una profesión siempre es sano, enriquecedor. Escuchar puntos de vista diferentes, teorías o propuestas que uno no había llegado a formularse, permite ...

Acabo de celebrar mis bodas de oro como farmacéutica. Durante la celebración del 50 aniversario de mi promoción, a la que asistimos 160 personas, se comentó el proceso de ...

 

Lo más leído este mes

Módulo 3. Dolor neuropático y fibromialgia


Cursos

Objetivos de aprendizaje Conocer el concepto de dolor neuropático. Reconocer los síntomas que provocan dolor por lesión neurológica. Familiarizarse…

Fatiga y cansancio


Profesión

Debido al estilo de vida que llevamos, en muchas ocasiones nos sentimos tan cansados que incluso dejamos de realizar…

«La farmacia comunitaria tiene que estar muy integrada en el área básica de salud. Ése es el gran reto que tenemos»


CANAL EF

Jesús C. Gómez. Presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC)

Manejo y tratamiento del estreñimiento


Protocolos en la farmacia

Definición y prevalenciaDe forma simple, el estreñimiento puede definirse como una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces…

Numeralia


Editorial

Hablar de números provoca un cierto respeto, supongo que su precisión es lo que nos incomoda. Si las cifras…

La Guía sobre Bulos en Alimentación desmonta las principales falsas creencias sobre alimentos


Crónicas

El Instituto #SaludsinBulos (www.saludsinbulos.com) ha editado la Guía de los Bulos en Alimentación con el objetivo de desmontar los…

La Comisión Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia hace público un informe de 2012 sobre la eficacia de la homeopatía


Crónicas

La Comisión Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia (NHMRC) ha decidido finalmente publicar el borrador del primer…

El cáncer en cifras


Oncología para farmacéuticos

Aunque aún no disponemos de los conocimientos suficientes para establecer las causas de todas las enfermedades cancerosas (más de…

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.