Imprimir esta página

El uso de EllaOne, de HRA Pharma, podría evitar 8.000 interrupciones voluntarias del embarazo al año en España

  • 03 Julio 2019

HRA Pharma se ha reunido hoy con la prensa para explicar los beneficios de EllaOne y sus factores diferenciales frente a otros métodos anticonceptivos de urgencia, ya que posee un principio activo exclusivo, el acetato de ulipristal.

HRA Pharma ha recalcado con énfasis que esta píldora no es abortiva, sino que está diseñada para evitar el embarazo antes de que se produzca, ya sea inhibiendo o retrasando la liberación del óvulo para que este no sea fecundado. Según la compañía, «este tipo de pastillas crea mucha confusión en la ciudadanía y generalmente se asocian de forma errónea con el aborto».

EllaOne se vende en las farmacias y en algunos centros de planificación familiar y no precisa receta para su dispensación. Está disponible en dos formas: como acetato de ulipristal (efectiva hasta 120 horas) y levonorgestrel (efectiva hasta 72 horas).

En España, durante el año 2017 se han evitado 50.635 abortos y 101.271 embarazos no planificados gracias a la anticoncepción de emergencia. Este es uno de los datos principales obtenidos a partir del estudio farmacoeconómico «Prevención de embarazos no planificados utilizando anticoncepción de urgencia: diferencias entre levonorgestrel y acetato de ulipristal», realizado por el Dr. Iñaki Lete Lasa, de la Unidad de Gestión Clínica de Obstetricia y Ginecología en el Hospital Universitario Araba, Vitoria, con la colaboración de la compañía HRA Pharma.

Además, las ventas de anticonceptivos de emergencia en las farmacias españolas han sido durante 2017 de 779.000 unidades.

En este estudio también se ha constatado que en el supuesto de que todas las mujeres que tuvieron, al menos, una relación sexual no protegida hubiesen utilizado levonorgestrel (LNG), se podrían haber evitado 255.672 embarazos. Por el contrario, si se hubieran decantado por consumir acetato de ulipristal (AUP) la cifra sería de 271.651 embarazos no planificados evitados, 15.979 casos más que con el otro principio activo.

Por lo tanto, el uso del acetato de ulipristal podría suponer una disminución de entre un 9 y un 10% en el número de interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) anuales, o lo que es lo mismo, 8.000 abortos menos al año.

En este sentido, el Director Médico y de Relaciones Institucionales de HRA Pharma, Guillermo Sellers Fernández, ha señalado que «EllaOne y el acetato de ulipristal se constituye como un método clave para disminuir el número de embarazos no deseados y por lo tanto el número de interrupciones voluntarias del embarazo». Otro de los mitos que la compañía quiere desmontar es que esta pastilla no es «una bomba hormonal, como cree la mayor parte de la ciudadanía. Aunque esto no significa que si EllaOne se utiliza de forma inadecuada esté exento de efectos secundarios», ha matizado Sellers.

Funcionamiento de EllaOne y su componente único
EllaOne actúa justo antes de la ovulación (momento de mayor riesgo para concebir), retrasandola o inhibiendola y evitando de esta forma un embarazo no deseado. Es decir, EllaOne no es una píldora abortiva, es una píldora que impide la fecundación y, por lo tanto, evita que el embarazo se produzca.

Este método es más eficaz durante las primeras 24 horas, después va disminuyendo progresivamente su efectividad hasta el límite de las 120 h (5 días). Pero, tiene un margen de error, ya que si ya la mujer que la toma ya ha empezado la ovulación, la pastilla no impedirá ni retrasará el proceso de fecundación. El tiempo de efectividad se establece por las fases de ovulación y por periodo en el que el óvulo y los espermatozoides son viables en el interior del cuerpo de una mujer.

HRA Pharma también ha querido puntualizar que en ningún caso se trata de una pastilla de uso regular, ni sustituye al método habitual como el preservativo o los métodos de anticoncepción diario (como la píldora diaria, el DIU, el anillo vaginal o el parche anticonceptivo).

Pese a que el número de mujeres que utilizan anticoncepción de emergencia está aumentando en los últimos años –solo el 39% de las mujeres españolas que tuvo un coito desprotegido lo utilizó–, aún existe un 61% de mujeres que no lo hace. Este hecho se debe, en el 11% de los casos, al desconocimiento de la existencia de este tipo de recursos.

«En HRA Pharma queremos que la mujer tenga la oportunidad de tomar decisiones informadas al conocer este tipo de alternativas. Todavía existe un 50% de mujeres que no utilizan la anticoncepción de emergencia debido a la baja o nula percepción del riesgo de embarazo, tras una relación sexual no protegida. En España aún queda mucho por hacer en materia de educación sexual», indicó la directora general de HRA Pharma, Inés Correia.

Evolución de la anticoncepción de emergencia en España
Para comprender la evolución que ha experimentado el uso de anticonceptivos de emergencia es necesario tener en cuenta que en el año 2003 el 17% de las mujeres que solicitaba a su médico algún anticonceptivo de emergencia no obtuvo la prescripción en primera instancia, por lo que tuvo que acudir a otro centro sanitario para poder obtener este tratamiento. A día de hoy, el tratamiento conocido como ‘la píldora del día después’ se puede obtener en cualquier farmacia sin necesidad de prescripción.

Durante 2017, en España, se estima que un total de 1.997.435 coitos habían sido desprotegidos, teniendo en cuenta que se ha descrito que la probabilidad de embarazo tras una relación sexual de riesgo es de un 15%, en caso de no usar ningún tipo de anticoncepción de emergencia se podrían haber producido 299.615 gestaciones no deseadas; mientras que, según el uso que hacen las mujeres en España de este tipo de anticonceptivos la cifra sería de 198.344 embarazos no planificados.

Estudio «Prevención de embarazos no planificados utilizando anticoncepción de urgencia: diferencias entre levonorgestrel y acetato de ulipristal»
Los datos presentados por HRA Pharma se han obtenido a través de una encuesta transversal online realizada en cinco países europeos. En el caso de España la muestra contó con la participación de 1.000 mujeres de 18 a 40 años que cumplían la condición de haber tenido relaciones sexuales desprotegidas en los últimos 12 meses.

Este estudio se ha apoyado en datos extraídos por otras entidades como el Glasier A. Emergency contraception: clinical outcomes, según el cual LNG puede reducir en un 50% los embarazos no planificados cuando este es utilizado en las primeras 72 horas después del coito no protegido, mientras que AUP lo hace en un 66%. Por tanto, estos datos reflejan que AUP podría evitar 8 casos más por cada 1.000 relaciones sexuales sin protección.

Valorar este artículo
(2 votos)

Artículos relacionados