Imprimir esta página

El Colegio de Tarragona desea poner desfibriladores en las farmacias

  • 05 Mayo 2014

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Tarragona muestra su firme deseo de que las farmacias del Camp de Tarragona y las Terres de l'Ebre dispongan de desfibriladores. Es por ello que ya ha iniciado conversaciones tanto con el Ayuntamiento de Tarragona como con el de Reus para establecer una vía de colaboración y hacer realidad esta iniciativa lo antes posible.

«Como agentes de salud que somos y a pie de calle, creemos que es importante que un espacio como la oficina de farmacia disponga de mecanismos de respuesta inmediata para poder paliar la afectación de las paradas cardiorrespiratorias y que la sociedad sea consciente de ello. Los primeros minutos de una parada son vitales y estamos trabajando para que se pueda disponer de desfibriladores en las farmacias. Queremos que la población tenga como referente un centro sanitario como es la farmacia donde recurrir en caso de una emergencia de estas características», expone Joaquim Nolla, presidente del Colegio de Tarragona.
En Cataluña, cada dos horas y media, muere una persona de parada cardiaca súbita. Si cuando se produce esta situación la víctima no es atendida rápidamente, la muerte puede producirse en pocos minutos. Pero, si ante una parada cardiorrespiratoria se atiende a la víctima de manera correcta, su supervivencia puede aumentar de forma significativa.
La voluntad del Colegio de Tarragona es que la totalidad de farmacias que pertenecen al ámbito competencial del colegio, es decir, la Región Sanitaria de Tarragona y de las Terres de l'Ebre, puedan contar con desfibriladores.

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados