Publicidad

banner-lainco

Publicidad

banner-vilardell


Editorial

Prescripción farmacéutica

Todo era mucho más sencillo cuando era el brujo de la tribu quien acumulaba en exclusiva el conocimiento de lo que sucedía en los cuerpos y las almas de sus feligreses, y el único que sabía cómo remediarlo. Lo malo es que era muy poco lo que realmente sabía. Desde ese pasado tan lejano, el aumento del conocimiento acumulado por la sociedad ha sido exponencial, lo que ha comportado un incremento de la complejidad de su gestión. Esta dificultad ha hecho necesario otorgar responsabilidades a las diferentes profesiones con la intención de que ese conocimiento revierta en la propia sociedad de la manera más eficaz y segura posible.

Y no sólo ha habido un incremento del conocimiento. Además, éste se ha socializado, y la brecha entre los que lo poseen y los que carecen de él ha disminuido. Este nuevo paradigma comporta la necesidad de una reconfiguración constante del mapa de las responsabilidades de cada actor, lo que, lógicamente, hace surgir fricciones entre los que sienten cómo su parcela de exclusividad peligra, llevados por el temor de una pérdida de poder y de dinero.

Estamos inmersos en un proceso en el que los compartimentos estancos de conocimiento y responsabilidad van difuminando las paredes que los separan. Lo que antes eran paredes maestras, ahora evolucionan con rapidez hacia membranas osmóticas. Podríamos acabar aquí y dejar escrito que el paradigma ha cambiado y que el conocimiento ya no es propiedad de nadie. Sin duda sería un análisis resultón, pero demasiado superficial.

Si bien es cierto que el modelo de compartimentos estancos entre profesionales y entre éstos y la sociedad ha caducado –por lo cual una colaboración más intensa entre profesionales de diferentes ámbitos y el mayor empoderamiento de los pacientes será el escenario en el que nos moveremos–, no es menos cierto que definir con claridad el reparto de responsabilidades es el mejor método para garantizar un nivel de seguridad adecuado en la toma de decisiones.

Los farmacéuticos manejamos materiales muy sensibles, como son el medicamento y la relación del paciente con su medicación y con su salud en general. Asumir responsablemente este rol está en el núcleo de nuestra profesión. Es necesario encontrar el punto de equilibrio justo en el que, con el único fin de mejorar la salud de los pacientes, el farmacéutico asuma nuevas competencias, asumiendo también las responsabilidades que ello comporta hasta sus últimas consecuencias, y eso requiere ir paso a paso, sin pausa pero sin prisa.

Es imprescindible mantener un diálogo fluido entre profesionales desde el que se incentiven las actitudes colaborativas con el objetivo de establecer nuevas normas y protocolos, buscar nuevas herramientas que ayuden a compartir la información y aprovechar al máximo las capacidades y las habilidades de cada uno; sólo así podremos establecer un nuevo modelo útil para la sociedad a la que servimos y pretendemos seguir sirviendo. Aunque, a veces, parece que algunos añoran volver a ponerse las plumas y a cocinar las pócimas mágicas en un ritual ancestral.

Valorar este artículo
(3 votos)
Francesc Pla Santamans

Farmacéutico comunitario. Director de El Farmacéutico

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Incluso a los que nos gusta presumir de cierto inconformismo, a los que ya nos está bien pisar con tiento algún callo de vez en cuando, incluso a esos traviesos, nos ataca la añ ...

«Soy consciente de lo importante que es la investigación en mi vida docente, ya que ese enriquecimiento que me proporciona lo transmito en la clase.» Celia Sánchez Ramos em ...

A pesar de que los avances de la medicina y la ciencia han contribuido enormemente a curar las enfermedades y a defendernos de los agentes externos patógenos con nuevos y mejores medicamentos ...

La farmacia comunitaria es un terreno liderado principalmente por farmacéuticas, y además los usuarios más habituales también son mujeres. Este hecho hace que las consult ...

La nueva realidad económica y social que nos ha traído el coronavirus no deja mucho margen de acción desde el punto de vista del marketing y la gestión del retail

«¿Qué le pasa a mi bebé en las mejillas?», «¿Por qué cuando sale del baño la piel se le enciende?», «¿Es posible que yo ...

Tema 2. Nutrición en las diferentes etapas de la mujer

Pablo García Vivanco*, Ana Rodríguez Sampedro**,
Cursos

Desde el nacimiento, la mujer va pasando por diferentes etapas y situaciones fisiológicas, en las que sus requerimientos nutricionales y energéticos van variando. El embarazo, la lacta ...

Una vez dejamos atrás la campaña de la renta 2019, llega el momento de reflexionar sobre las novedades y posibles consecuencias de la inagotable voracidad informativa de nuestra Agenci ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

«Había semillas terribles en el planeta del Principito... Eran las semillas de baobabs. La tierra del planeta estaba infestada. Y de un baobab, si tomamos medidas demasiado tarde, no po ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Son tiempos extraños estos de la pandemia. Con una atención primaria a punto de reventar, de colapso, de desorganización, de falta de medios, no son pocas las voces farmac&eacut ...

Leo en la revista Hoyesarte un artículo sobre Oliver Sacks firmado por el farmacéutico Pepe González Núñez, y me quedo enganchada. Un neurólogo, di ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.