Imprimir esta página

Editorial

Apuestas

  • 20 Enero 2012
Todas las conversaciones parecen converger en un único tema, la crisis, con el agravante de que en 2012 va a ser peor. Desde aquí no vamos a llevarle la contraria a la mayoría, entre otras cosas porque carecemos de datos para hacerlo. No está, además, en nuestras manos cambiar el signo de los tiempos, pero sí está a nuestro alcance ofrecer herramientas a los farmacéuticos para que sigan ocupando un lugar destacado en nuestro sistema sanitario y en la apreciación de sus clientes. Y a ello nos vamos a aplicar en este 2012 para el que hemos preparado algunas novedades importantes.

La primera de ellas quizá sea la más continuista, pero es una apuesta seria y necesaria. Nos referimos a la nueva edición de nuestro curso. Este año el primer módulo estará dedicado al embarazo y la lactancia y el segundo al recién nacido. Estamos convencidos de que será un éxito, ya que su directora, la Dra. Lucrecia Moreno Royo, del Departamento de Fisiología, Farmacología y Toxicología de la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha reunido un equipo multidisciplinar notable, y el material de que ya disponemos nos hace albergar las mejores expectativas.

Este año también vamos a mirar al exterior y otra de nuestras novedades es una sección en la que el consultor científico Ángel Sanz ejercerá de atento observador e irá a la búsqueda de estudios que no deberían pasar desapercibidos. Su sección será una ventana abierta a los ensayos clínicos importantes que se acaben de publicar y que nos ayuden a disponer de información actual relativa a los medicamentos u otras tecnologías de interés en farmacia comunitaria

Especialmente ambiciosa es una sección dedicada a las «ventas cruzadas», que correrá a cargo de María José Alonso, vocal de Plantas Medicinales del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona. A estas alturas nadie discute que el farmacéutico sea un buen profesional de la salud, pero quizá no esté tan claro que sepa transmitírselo a sus clientes de la forma adecuada. Para llegar a ellos es necesario que el farmacéutico sea capaz de hablar con un lenguaje claro y adaptado a la edad y formación de cada persona; debe expresarse en términos que faciliten la comunicación, huyendo de tecnicismos, pero argumentando su consejo y aportando la información necesaria para que el cliente/paciente la valore. En esta nueva sección María José Alonso explicará cuáles son las principales consultas o situaciones susceptibles de aplicar la técnica de las ventas cruzadas, cuál es la información que se debe recabar para aplicarla adecuadamente, qué productos o servicios son los más indicados en cada caso y cuáles los argumentos que se deben exponer para realizar dichas ventas. Planteará asimismo ejemplos prácticos que esperamos faciliten su aplicación.

Y habrá más novedades, pero ya hablaremos de ellas cuando llegue el momento. Comienza un año largo y habrá tiempo para muchas cosas... con permiso de los mayas.

Valorar este artículo
(1 Votar)

Artículos relacionados