Publicidad

banner-lainco

El paso cambiado

Durante más de medio siglo la farmacia española ha conocido muchas crisis, de hecho ha vivido en una crisis permanente, pero ha mantenido unos puntos de referencia que le concedían estabilidad y cohesión: facturación y beneficios crecientes, aumento del valor de la cifra de traspaso, unión de la propiedad con la titularidad, titulación universitaria, aceptación de que las farmacias son establecimientos sanitarios, limitación en función del número de habitantes y de las distancias, fortaleza colegial, exclusividad en la dispensación de todos los medicamentos. Ese ha sido el marco en el que se ha insertado la farmacia española hasta identificar ese modelo con el modelo natural, poco menos que el mejor y el único posible. Ha habido muchos ataques y controversias, pero en 2011 el modelo sigue intacto, salvo en un aspecto crucial: la rentabilidad de las farmacias. Los retrasos en el pago de la factura farmacéutica por parte de unas administraciones autonómicas en grave situación financiera, los recortes en el precio de los medicamentos y sus márgenes, la dispensación por principio activo y de la especialidad más barata, el aumento de los costes de explotación combinado con una disminución de los ingresos están conduciendo al modelo a una progresiva implosión de efectos imprevisibles.

Todo se mantenía en orden mientras se cumplía el primer requisito de todo modelo farmacéutico: la rentabilidad de las farmacias y la recuperación de la inversión. Ahora, por vez primera, muchas farmacias ven comprometida su existencia empresarial, para obtener crédito los farmacéuticos han de avalar personalmente en las entidades financieras la deuda que con ellos contrae la Administración, y el precio de traspaso desciende, pues toda España vivía en una gigantesca burbuja en la que el precio de todos los activos subía y subía sin parar sin que lo justificase el incremento del ahorro o el de la productividad. Todo era pura especulación y ahora hay que pagar ese desenfreno e irresponsabilidad. El problema a dilucidar es si la crisis es coyuntural o estructural. Muchos esperan que la crisis se evapore como una pesadilla y vuelvan las alegres épocas en que sin hacer nada especial todo el mundo se enriquecía. Temo que ese mundo ilusorio no volverá y que para que el precio de los activos aumente habrá que hacer algo más que sentarse a la puerta y esperar a que pase el tiempo. La cuestión es saber si las farmacias seguirán siendo rentables, si la limitación por habitantes y distancias tiene hoy algún sentido, si la legislación ha fomentado la apertura de microfarmacias inviables en la nueva situación. Todo está en revisión: la viabilidad de la atención farmacéutica, el número de farmacias, su propiedad.

Mucha gente ha optado por la táctica del avestruz. No hacer nada, esperar que todo vuelva a ser como antes, que el endeudamiento se volatilice y vuelvan los buenos negocios. Me temo que es una actitud ilusoria y que el brutal endeudamiento de los Estados, los bancos, las empresas y los particulares conducen a un modelo del que nadie sabe nada. La farmacia ha vivido en un escenario proteccionista e intervenido administrativamente hasta el exceso, en un universo cerrado y poco competitivo que ha alentado la existencia de microempresas mientras todos los sectores económicos ganaban músculo, se concentraban, fusionaban y crecían para poder sobrevivir. No creo que nadie sepa hacia dónde se encamina la farmacia española ni el país en general pero sospecho que esta vez los cambios serán profundos y que las cosas no volverán a ser como eran antes de la crisis. El modelo español de farmacias, fragmentado en micromodelos autonómicos y abocado a una rentabilidad decreciente, sufrirá cambios imprevisibles. Como conclusión, todo lo que puedo decir es que en momentos de crisis ni conviene hacer mudanza ni caminar con el paso cambiado.

Valorar este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.