Suelo pélvico: cómo podemos ayudar a los pacientes desde el ámbito farmacéutico

Lorena Crosa

Farmacéutica y Química, responsable de contenidos de Ecoceutics

36 EF 603 WEB   TENDENCIAS   te interesa   suelo pelvico 01
36 EF 603 WEB TENDENCIAS te interesa suelo pelvico 01

El suelo pélvico es la combinación de músculos estriados de control voluntario y ligamentos que cierran la cavidad del abdomen, creando un soporte en forma de «hamaca» entre los huesos de la pelvis. Está conformado por la vejiga y la uretra, el útero y la vagina en el caso de las mujeres, y por la próstata y las vesículas seminales en los hombres, además de por el recto, el conducto anal y el aparato esfinteriano.

 

Las principales funciones de este conjunto son: dar soporte a los órganos pél­vicos y al contenido intraabdominal; contribuir a la contención de orina y ma­teria fecal, y cooperar en las funciones sexuales y reproductoras.

Existen distintos problemas de salud relacionados con el suelo pélvico, que son importantes y por ello se deben tratar.

¿Qué problemas de salud se relacionan con el suelo pélvico?

Múltiples factores influyen en el desarrollo de una disfunción del suelo pélvico: malas técnicas evacuatorias aprendidas en la infancia; daños neurológicos; defectos posturales; embarazos y partos...

Sin embargo, la hipertonicidad e hipotonicidad muscular, la pérdida de so­porte y los problemas neurológicos son algunos de los motivos que podrían es­tar detrás de uno o varios de los siguientes problemas:

  • Prolapsos urogenitales: más allá de que el problema anatómico se puede percibir como «vergonzoso» por parte del paciente, en el prolapso urogenital la mala posición de los órganos genera problemas funciona­les. De hecho, la vejiga, la uretra, el intestino delgado, el recto, la vagina y el útero son órganos que pueden moverse de su posición original, ya sea cayendo y comprimiendo a otros órganos o saliendo hacia el ex­terior. Asimismo, también puede producirse una caí­da general del suelo pélvico más allá de los huesos de la pelvis.
  • Problemas miccionales: otro problema a destacar es la dificultad para comenzar o mantener el flujo de la orina, pudiendo llegar a provocar una incontinencia urinaria.
  • Problemas sexuales: en referencia al aparato sexual, las mujeres pueden sufrir dolor durante o después de las relaciones íntimas, y en el caso de los hombres puede haber problemas para mantener la erección.
  • Problemas fecales: la debilidad muscular dificulta el correcto control de las evacuaciones, causando pér­didas involuntarias de materia fecal. Además, las eva­cuaciones también se ven alteradas por no poder ha­cer la fuerza adecuada, provocando estreñimiento o la necesidad de ir al baño varias veces al día por un va­ciamiento incompleto del recto.
  • Dolor pélvico: los problemas en el suelo pélvico po­drían generar dolor crónico en la zona, así como es­pasmos.

Más allá de que el problema anatómico se puede percibir como “vergonzoso” por parte del paciente, en el prolapso urogenital la mala posición de los órganos genera problemas funcionales

36 EF 603 WEB   TENDENCIAS   te interesa   suelo pelvico 02

¿Cómo podemos ayudar a nuestros pacientes?

En caso de que algún paciente se presente en nuestra farmacia con alguno de estos síntomas y/o problemas, podemos recomendar tres tipos de medidas que mejo­rarán la calidad de vida de quien sufre esta disfunción:

1. Medidas higiénico-dietéticas

Algunas de las medidas higiénico-dietéticas que pode­mos aconsejar son las siguientes:

  • Cambios en la dieta. Los productos como el alcohol, la cafeína, las bebidas y comidas ácidas, los edulco­rantes y las especias pueden influir en la frecuencia e in­continencia urinaria, así como en los síntomas anorrec­tales. Por ello, un cambio de dieta en la que se eviten este tipo de productos puede suponer una mejora de su situación pélvica. Además, una reducción del peso corporal de un 3-5% puede disminuir los episodios de incontinencia hasta en un 50%, por lo que también es recomendable que aquellos que sufran disfunción pélvica adelga­cen.
  • Evitar el tabaquismo. Los componentes del tabaco irritan la vejiga y provocan incontinencias de urgencia. Esto se debe a que la nicotina es un estimulante del músculo detrusor, que se encarga de contraerse para expulsar la orina, y puede generar contracciones ex­cesivas que hagan aparecer de forma repentina y fre­cuente las ganas de orinar.
  • Ejercicios de Kegel y rehabilitación. Las actividades para fortalecer y reforzar los músculos abdominales y la espalda también son muy recomendables, tanto para hombres como para mujeres. Lo más efectivo en estos casos es derivar al paciente a un fisiotera­peuta o entrenador especializado que le pueda ayu­dar. Sin embargo, también podemos recomendarles los ejercicios de Kegel, que entrenan la zona muscu­lar pélvica y sostienen los órganos en su lugar corres­pondiente.

Las actividades para fortalecer y reforzar los músculos abdominales y la espalda son muy recomendables tanto para hombres como para mujeres

2. Derivar al médico y animar a consultar

Como ya se ha comentado, es recomendable derivar a este tipo de pacientes a un fisioterapeuta especializa­do para que lo ayude a trabajar la zona pélvica en caso de disfunción. Sin embargo, para obtener un correcto diagnóstico y poder implantar todas las medidas que puedan llevar a mejorar la situación del paciente y su calidad de vida, debemos derivarlo al médico ya que el suelo pélvico incide en la salud sexual, urinaria y diges­tiva.

En estas situaciones, es habitual que muchos pacien­tes rehúyan la asistencia médica porque perciban di­chos problemas como algo «vergonzoso» o «algo con lo que hay que vivir», pero vale la pena animarlos a que va­yan al médico y ayudarlos a percibir su problema como lo que es, y no como algo que deba causar vergüenza o resignación.

Asimismo, algunos medicamentos de uso común pue­den ser de ayuda en algunas de estas situaciones. En cualquier caso, siempre debemos revisar la medicación que toma el paciente para evitar interacciones, o bus­car alternativas al uso de medicamentos que puedan empeorar los síntomas.

Para obtener un correcto diagnóstico y poder implantar todas las medidas que puedan llevar a mejorar la situación del paciente y su calidad de vida, debemos derivarlo al médico, ya que el suelo pélvico incide en la salud sexual, urinaria y digestiva

 
36 EF 603 WEB   TENDENCIAS   te interesa   suelo pelvico 03

 

3. Indicar productos y medidas de autocuidado que mejoran la calidad de vida del paciente

Entre ellos encontramos los entrenadores pélvicos, los productos para la incontinencia como las compresas, el jabón íntimo y las cremas barrera, y productos para me­jorar la salud sexual, como masajeadores externos, hi­dratantes internos y lubricantes.

 

Bibliografía

Carrillo K, Sanguineti A. Anatomía del piso pélvico. Revista Médica Clínica Las Condes. 2013; 24(2): 185-189. Disponible en: https://www.elsevier.es/ es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-anatomia-del-piso-pelvico-S0716864013701482

Cohen D, González J, Goldstein I. The role of pelvic floor muscles in male sexual dysfunction and pelvic pain. Sex Med Rev. 2016; 4: 53-62. Disponible en: https://www.smr.jsexmed.org/article/ S2050-0521(15)00002-5/pdf

De Grados I, Domínguez M, Manzano F, Morán F. Suelo pélvico. Universidad de Extremadura. Disponible en: https://www. unex.es/organizacion/servicios-universitarios/servicios/servicio_ prevencion/unidades/salud-laboral/ cuida-tu-espalda/SUELO%20PELVICO.pdf

Grimes WR, Stratton M. Pelvic floor dysfunction. NCBI, 2021. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/ NBK559246/

Instituto Suelo Pélvico. ¿Alguna vez te has parado a pensar en tu suelo pélvico? Disponible en: https://www. institutosuelopelvico.es/suelo-pelvico/

International Foundation for Gastrointestinal Disorders. Manejo y tratamiento de la incontinencia. Disponible en: https://iffgd. org/resources/en-espanol/manejo-y-tratamiento-medico-de-la-incontinencia/

Mayo Clinic. Ejercicios de Kegel para hombres: comprende los beneficios (2021). Disponible en: https://www. mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/ mens-health/in-depth/kegel-exercises-for-men/art-20045074

Río C, Biondo S, Martí-Ragué J. Incontinencia fecal. Valoración del paciente. Tratamientos clásicos. Cirugía Española. 2005; 78(53): 34-40. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-cirugia-espanola-36-articulo-incontinencia-fecal-valoracion-del-paciente--13083397

UI Health. Pelvic organ prolapse. University of Illinois Chicago. Disponible en: https://hospital.uillinois.edu/primary-and-specialty-care/pelvic-health/men-pelvic-health-disorders/pelvic-organ-prolapse

Vanderhaeghe D, Albersen M, Weyne E. Focusing on sexual rehabilitation besides penile rehabilitation following radical prostatectomy is important. Int J Impot res. 2021; 33(4): 448-456. Disponible en: https:// pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33753906/

VV.AA. Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico. En Suelo Firme (Blog). Disponible en: https://www.ensuelofirme.com/ejercicios-fortalecer-pelvis-perine-transverso-core/

Otras noticias destacadas

Destacados

Lo más leído