Según las conclusiones del «1er Estudio Ordesa», los farmacéuticos son la principal vía de información sobre alimentación infantil

Como resultado del proceso de cambio que está experimentando la oficina de farmacia y la atención farmacéutica en España, un 90% de los farmacéuticos afirma que sus farmacias están especializadas en productos de alimentación infantil y la gran mayoría se consideran suficientemente cualificados, como profesionales del área de la salud, para atender con seguridad y eficiencia a las demandas de información que plantean los padres.

Esto se traduce en que un tercio de las compras de productos de alimentación infantil en farmacias van acompañadas de una consulta y más del 50% de los farmacéuticos facilitan información de forma proactiva a sus clientes, siempre o casi siempre, sobre las características y utilización de los alimentos infantiles.

 Estas son las principales conclusiones del «1er Estudio Ordesa» que, en esta primera edición, se ha centrado en la atención farmacéutica y la alimentación infantil. El estudio ha sido realizado a nivel nacional y sobre una muestra de casi 2.000 oficinas de farmacia. Laboratorios Ordesa, que distribuye sus productos a través de este canal, tiene como objetivo continuar realizando estos informes con la finalidad de que sirvan de referencia para el desarrollo de su actividad y que aporten valor a los profesionales farmacéuticos e información útil a los padres.

Los resultados de las encuestas confirman que las madres siguen siendo las principales compradoras de productos de alimentación infantil, en un 97% de los casos, aunque existe una tendencia, aún pequeña, de la participación del padre y de los abuelos en el proceso de compra. Y estas madres se apoyan en la figura del farmacéutico para resolver sus dudas sobre alimentación infantil, relacionadas sobre todo, con la edad de introducción de los alimentos, las recomendaciones nutricionales en situaciones especiales, la composición y las diferencias entre marcas y la pauta de utilización de los productos.

En este sentido, los pediatras y los farmacéuticos son las principales vías de información sobre alimentación infantil para los padres y en la mitad de los casos la respuesta o el consejo del farmacéutico soluciona por completo sus dudas.

En algunas ocasiones, los ciudadanos complementan esa búsqueda de información con la utilización de las tecnologías de la información, en concreto Internet, cuyo uso es cada vez mas frecuente. Al respecto, la mayoría de los farmacéuticos encuestados, el 63%, señalan su preocupación por el creciente número de personas que utilizan este medio para informarse, ya que, a veces, esta práctica no sólo provoca mayor confusión, sino que la información no es fidedigna ni está contrastada.

 

Los productos de venta en farmacias, mayor calidad

Otra de las conclusiones importantes del «1er Estudio Ordesa» es que en opinión de más del 90% de los farmacéuticos, los alimentos infantiles de venta en farmacias son de mayor calidad que los que se distribuyen en supermercados y grandes superficies. Los profesionales destacan como elementos diferenciadores y como beneficios de los productos de alimentación infantil, de venta en farmacias, su calidad, garantía y conservación, además de la atención personalizada y la ayuda que los padres pueden encontrar en las farmacias.

 

Las empresas, vía de formación

El «1er Estudio Ordesa» pone de manifiesto que las empresas de alimentación infantil desarrollan una relevante labor en la formación específica de los farmacéuticos, al igual que los colegios profesionales.

Por otra parte, los farmacéuticos encuestados también manifiestan su preocupación por mejorar la coordinación con pediatras y enfermeras, con el objetivo de mejorar la atención que se presta al cliente. Más del 74% de los profesionales farmacéuticos considera que la relación se podría mejorar y que debería ser más ágil.

Destacados

Lo más leído