Publicidad

banner-lainco

Publicidad

banner-lilly-septiembre

Publicidad

banner-vilardell


Tertulia de rebotica

El juego de las nubes

Es cierto que cada vez con más frecuencia se me va el santo al cielo, se está oscureciendo y haciéndose tan compleja la realidad que no es el santo sino el sueño, o sea su falta, quien me lleva al cielo en busca de remedio, entretenimiento en busca y captura de las nubes.

De la teoría de los juegos ninguno tan apasionante como El juego de las nubes (1815), de Johan Wolfgang Goethe, famoso poeta y padre de la «morfeología» (dijo alguien con cierto humor), en realidad del término «morfología» referido al estudio de las formas naturales. Claro que «morfeología» sería la forma de los sueños que, según los clásicos, en tiempos de Morfeo eran las formas que conformaban al hombre. Las nubes son para el poeta y científico de Weimar seres animados que reaccionan en función de las condiciones de la tierra y de su fuerza de atracción, puesto que no son ni fijas ni volátiles, sino, como todo en la naturaleza, formas en constante transformación. Y por lo tanto la observación de los fenómenos atmosféricos tiene siempre para él una vertiente empírica y otra simbólica: la primera se manifiesta en sus textos científicos, la segunda en sus textos literarios. Curioso leer meteorología en palabra de Goethe: «La altura atmosférica surte sus efectos, pues puede darse el caso de que, en lo alto, el cúmulo se disuelva en un cirro, y, debajo, se alise hasta convertirse en un estrato y que este, a su vez, cerca de la montaña se transforme en un nimbo». Como curiosa es su poesía meteorológica, pongamos su poema Cirro: «!Pero siempre asciende más el noble empeño!/La redención es ligera obligación del cielo/una acumulación en copos se disuelve/como cardando borreguitos, con ligero peine/Así acaba fluyendo lo que nació sin esfuerzo/calmo, hacia el pecho y las manos del padre del cielo». Y para uno afortunada curiosidad la cita que hace de un tal Howard, coleccionista de nubes y boticario ignoto (para uno, insisto). Luke Howard (Londres 1772-1864), farmacéutico británico que desempeñó un importante papel en la historia científica y fundamentalmente en la meteorología al ser creador de la nomenclatura para la clasificación de las nubes, por lo cual se le conoce como el «padrino de las nubes». Curioso opúsculo este juego, en el que Goethe no desarrolla su mejor literatura pero sí insiste en su concepción científica: la naturaleza no es un sistema compuesto de partes determinables, sino organismo en constante mutación, cuya observación jamás se agota; la forma como proceso de formación es el paradigma que diseña la relación del todo con las partes. El opúsculo que da título a esta tertulia acaba de ser reeditado por Nórdicalibros, con traducción de Isabel Hernández y con dibujos preciosistas de Fernando Vicente y del propio autor, una delicadeza para espíritus sensibles y para insomnes o noctívagos. También hay anotaciones de un diario de días y nubes, pongamos esta de un miércoles, 17 de mayo: «Por la noche, fuertes aguaceros; la mañana nublada, de vez en cuando chubascos. Por la noche el cielo completamente limpio, aunque el sol se puso con luz crepuscular. Adorable noche de luna». El pensamiento científico del genial literato alemán es arcaico, contradictorio, oscuro de tan ecléctico, incluso ignorante de algunos descubrimientos que ya habían tenido lugar en su época, por supuesto ya caducado, pero me sigue apasionando por la ambición con que plantea y la belleza con que resuelve. Mis nubes favoritas son los estratocúmulos.

Valorar este artículo
(0 votos)
Raúl Guerra Garrido

Farmacéutico. Escritor. Premio Nacional de las Letras 2006. /www.guerragarrido.es/

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

No aprendemos. Nos emocionamos con los desfiles que llenan los senderos de gloria, las canciones acompañan a los jóvenes e invocamos a la divina verdad para tejer los uniformes y los e ...

Como presidenta del comité organizador del IX Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios (www.congreso-sefac.org), me siguen preguntando por la decisión de no suspender o r ...

Cuenta Regina Revilla que, en los primeros años de la carrera de Farmacia, lloraba encima de los libros, pero que, como tenía una beca, estudió sin parar y acabó con prem ...

Aunque el uso del término «depresión posvacacional» está muy extendido, desde el punto de vista científico resulta más oportuno referirse a un trastorn ...

Este año la vuelta al cole ha sido muy diferente a otros años y ha estado marcada por las medidas que los centros han tomado para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV- ...

El ciclo de vida es el proceso vital de un organismo que va desde el nacimiento hasta su muerte. De manera general, este ciclo se divide en cuatro etapas: nacimiento, desarrollo, reproducción ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 590, págs. 33-35) se puso el acento en varios aspectos re ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Dentro del mundo de los vinos, hay una pequeña zona llamada Franciacorta situada en la provincia de Brescia, en la región de Lombardía. El nombre de Franciacorta define tres con ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Aristóteles decía que la naturaleza tiene horror al vacío, un concepto que fue ridiculizado por Blas Pascal cuando preguntó irónicamente: «¿Y lo aborr ...

Como regla general, parece que la duración de la vida de los animales está relacionada con su tamaño al alcanzar la edad adulta, de manera que, cuanto más grande es la es ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.