Publicidad

banner-lainco


Tertulia de rebotica

Rollo necio o necesario

Jack Kerouac escribió su On the road a máquina, en un rollo de papel que armó pegando una tras otra ocho larguísimas hojas de diversa longitud, en total 36 metros de papel de calcar, del tipo utilizado por los arquitectos, recortados longitudinalmente para que se ajustaran al carro de la máquina y pegándolos hasta formar un rollo de papel continuo. La escribió de seguido, salvo las pausas que la naturaleza impone, y sin ningún punto y aparte. Tardó en hacerlo tres semanas justas. Puestos a dar números exactos fueron 17 las estériles transfusiones de sangre que no compensaron la hemorragia interna del contumaz dipsómano. Y lo del rollo, metáfora de la carretera, también creó adicción.

Los romanos, cuando escribían en latín, escribían en papel enrollado, y los estudiantes de Derecho celebran la fiesta del rollo, pero no es eso. Juan Benet, ingeniero de caminos, canales y puertos, gana el premio Biblioteca Breve en 1969 con Una meditación, novela magistral y rompedora. La escribe incorporando a la máquina un artilugio con un rollo de papel continuo que le impide volver sobre lo ya escrito, homenaje a Kerouac y espontaneidad largamente trabajada, pero tampoco es la sinonimia con lo pesado o aburrido de una obra pública lo que más nos afecta. De la ocurrencia, señalemos los dos extremos de su necesidad y de su necedad o extravagancia.

UNO (la necesidad). A José León Sánchez, al que en el penal de la isla de San Lucas, donde cumplía varias cadenas perpetuas desde los 19 años, le llamaban «el loco del rollo de papel». Las truculencias de una historia preñada de autobiografía. El manuscrito de su novela, La isla de los hombres solos, lo escribió con cabos de lápices diferentes en el único papel al alcance de su mano, el papel cartón de los sacos de cemento de la obra en que penaba sin redención de pena por el trabajo forzado. La verdad es que cargaba de continuo con un gran fardo de papeles enrollados y dormía sobre él para que no se lo robaran. No era un problema de propiedad intelectual sino de confort, el papel de los sacos eran disputadísimos colchón y abrigo.

DOS (la necedad). A Koji Suzuki, escritor nipón, le llamaban «un loco rollo de papel higiénico». Su novela Drop, y a saber cómo se escribe gota en japonés, es una novela corta de terror psicológico escrita sobre un rollo de papel higiénico. Un auténtico best seller que no se vende en librerías. No la escribió directamente ni a máquina ni a mano, fue a su editorial a la que se le ocurrió imprimirla así y distribuirla por los mejores retretes de las islas del Sol Naciente. Dicen que ha hecho furor entre los estreñidos, contumaces consumidores de laxantes e historias siniestras. Dicen que cada usuario termina robando un rollo para terminar de leerlo en casa y pronostican que es el único soporte de papel capaz de resistir al avance del libro electrónico.

Valorar este artículo
(2 votos)
  • Modificado por última vez el Jueves, 20 Junio 2013 07:40
  • 1 comentario
Raúl Guerra Garrido

Farmacéutico. Escritor. Premio Nacional de las Letras 2006. /www.guerragarrido.es/

1 comentario

  • Enlace comentario Fernando Comas Jueves, 25 Julio 2013 17:37 publicado por Fernando Comas

    Gracias a sus padres que Koji Suzuki nació en Japón y no en Venezuela.
    No hubieramos podido disfrutar de su Drop...

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.