Publicidad

banner-lainco
  • Nosotros o el caos: Nápoles

  • Contrato de cuentas en participación

  • Relaciones «win to win» con la industria

  • 1
  • 2
  • 3

Publicidad

banner-vilardell

Gastos deducibles en las oficinas de farmacia

  • 16 Junio 2017
  • Rita Sánchez Espejo*, David García Lastre**, César Viseras Iborra***

La Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en su artículo 23, establece que serán gastos deducibles aquellos necesarios para la obtención de rendimientos.

Esta definición es una primera aproximación que permite identificar con relativa facilidad aquellos gastos que son necesarios para la actividad, y que por tanto son deducibles. Si bien es cierto que en la práctica existen distintos tipos de gastos que pueden generar cierto debate sobre su deducibilidad, y que a continuación se van comentar.

Para poder deducir cualquier gasto se ha de tener el documento que lo acredite, normalmente la factura, pudiendo Hacienda solicitar en ocasiones que se aporte el justificante de pago mediante ingreso o transferencia bancaria (importes superiores a 2.500 €). Hay que prestar especial atención a los tiques o facturas simplificadas, las cuales no son deducibles, ya que en este caso la persona no aparece identificada.

Los gastos para que sean deducibles, además de tener una correlación directa con la obtención de ingresos y estar acreditados debidamente con la correspondiente factura, deberán estar reflejados en la contabilidad o libros de registro.

En este artículo nos vamos a centrar en aquellos gastos que generan más polémica a la hora de deducirlos en la actividad farmacéutica, y que seguramente no creen consenso en las tertulias con compañeros de profesión.

Vehículos
Uno de los temas más discutidos son los elementos patrimoniales que se consideran afectos a la actividad y que por tanto son deducibles. Cuando se habla de elementos patrimoniales se hace referencia a los bienes que están destinados a la actividad, como por ejemplo inmuebles, equipos informáticos, mobiliario, etc. El artículo 29 de la Ley del Impuesto exige que su utilización para necesidades privadas sea de forma accesoria y notoriamente irrelevante, es decir, que se destine a la actividad y que su uso para el ámbito privado sea algo excepcional.

Llegado a este punto suele salir a debate el tema de los vehículos (turismos, furgonetas, motocicletas, etc.). Como norma general no serían deducibles en la oficina de farmacia, ya que su uso tiene que estar destinado exclusivamente a la actividad, no pudiendo utilizarse para desplazarse a la vivienda habitual o darle cualquier otro uso particular. Acreditar ante la inspección de Hacienda que el vehículo se ha destinado exclusivamente a la actividad y no al ámbito privado es extremadamente difícil, siendo necesario para ello llevar un libro registro de todos los desplazamientos que se realizan con el vehículo, informando de los kilómetros recorridos, fecha, hora, cliente visitado, etc., lo que es sumamente complejo de realizar. Todo ello partiendo de que la mayoría de oficinas de farmacia no tienen una demanda de servicios que justifique dicha inversión. Destacar como casos excepcionales aquellas farmacias que tienen un botiquín o suministran a varias residencias, donde podría abrirse una ventana a esta inversión.

Donativos y liberalidades
Otros gastos que generan inseguridad en cuanto a su deducción fiscal son los donativos y liberalidades, es decir, aquellos regalos o atenciones con clientes y/o proveedores. Al igual que se comentaba al inicio de este artículo, dicha deducción será procedente si tiene una correlación con los ingresos, siendo por tanto dichos regalos una contraprestación por la fidelidad del cliente, por la excepcional atención del proveedor o una promoción de productos, por ejemplo. No obstante, el artículo 15 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, limita dichos gastos al 1% del importe neto de la cifra de negocios.

Comida de empresa, cestas de Navidad…
Directamente relacionado con el apartado anterior se sitúan las comidas de empresa, cestas de Navidad para los empleados, etc. El apartado e) del artículo 15 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, permite que se deduzcan los gastos que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa, permitiendo por tanto que se puedan deducir dichos gastos. No obstante, debe prevalecer el sentido común, ya que la norma no especifica de manera clara y precisa qué gastos están incluidos y hasta qué punto se trata de usos y costumbres, por lo que hay que ser cautos, teniendo en cuenta en todo caso el límite del 1% del importe neto de la cifra de negocios.

Primas de seguro de enfermedad
Se trata de uno de los pocos gastos deducibles que exceptúan a la regla general, ya que en parte no están relacionados directamente con la actividad, pero debido a que los autónomos gozan de menor protección en materia de seguridad social, se les ha realizado dicha concesión.

Serán deducibles las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente o de 1.500 euros por cada una de ellas con discapacidad.

Otros gastos
Gastos de desplazamiento
Los gastos generados por el desplazamiento desde la vivienda al trabajo y viceversa no son deducibles, al igual que no lo son para las personas asalariadas. Por el contrario, sí serían deducibles los gastos correspondientes al desplazamiento desde el centro de trabajo a la sede de proveedores, organismos oficiales, etc., que estén relacionados con la actividad, debiendo documentarse en todo caso mediante la correspondiente factura del medio de transporte utilizado (taxi, autobús, etc.), no permitiendo Hacienda, como se ha dicho anteriormente, deducir el gasto del vehículo particular.

Viajes
Los gastos debidos a viajes a congresos, ferias, cursos, etc. podrán ser deducibles siempre que estén debidamente acreditados y estén relacionados directamente con la actividad.

Comunicaciones
Los gastos procedentes del uso de teléfonos móviles suelen tener muy poca incidencia en la cuenta de explotación, no obstante, para que sean deducibles deberá acreditarse que su uso está destinado exclusivamente a la actividad, pudiendo ser revisadas las llamadas realizadas, para cotejar que efectivamente se han realizado en el horario comercial.

Estos son algunos de los gastos que crean más controversia a las oficinas de farmacia a la hora de confeccionar su cuenta de explotación (donde se reflejan ingresos, compras y gastos), ya que debido al desconocimiento o las distintas interpretaciones, pueden generar cierta incertidumbre, que puede conllevar a que no se realice de manera correcta.

En este artículo hemos tratado de aclarar algunas dudas frecuentes sobre ciertos gastos de la actividad, aún así antes de tomar cualquier decisión, aconsejamos que analicen de manera individualizada cada situación con su asesor.

Información adicional

  • antetítulo:

    Economía básica de la farmacia

  • autores: Rita Sánchez Espejo*, David García Lastre**, César Viseras Iborra***
  • info-autores: *Doctora en Farmacia. Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica. **Licenciado en ADE y Licenciado en Derecho. ESCOEM S.L.P. ***Profesor de Universidad. Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica
  • Botón Créditos: http://
Valorar este artículo
(1 Votar)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Incluso a los que nos gusta presumir de cierto inconformismo, a los que ya nos está bien pisar con tiento algún callo de vez en cuando, incluso a esos traviesos, nos ataca la añ ...

«Soy consciente de lo importante que es la investigación en mi vida docente, ya que ese enriquecimiento que me proporciona lo transmito en la clase.» Celia Sánchez Ramos em ...

A pesar de que los avances de la medicina y la ciencia han contribuido enormemente a curar las enfermedades y a defendernos de los agentes externos patógenos con nuevos y mejores medicamentos ...

La farmacia comunitaria es un terreno liderado principalmente por farmacéuticas, y además los usuarios más habituales también son mujeres. Este hecho hace que las consult ...

La nueva realidad económica y social que nos ha traído el coronavirus no deja mucho margen de acción desde el punto de vista del marketing y la gestión del retail

«¿Qué le pasa a mi bebé en las mejillas?», «¿Por qué cuando sale del baño la piel se le enciende?», «¿Es posible que yo ...

Tema 2. Nutrición en las diferentes etapas de la mujer

Pablo García Vivanco*, Ana Rodríguez Sampedro**,
Cursos

Desde el nacimiento, la mujer va pasando por diferentes etapas y situaciones fisiológicas, como el embarazo, la lactancia o la perimenopausia, en las que sus requerimientos nutricionales y en ...

Una vez dejamos atrás la campaña de la renta 2019, llega el momento de reflexionar sobre las novedades y posibles consecuencias de la inagotable voracidad informativa de nuestra Agenci ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

«Había semillas terribles en el planeta del Principito... Eran las semillas de baobabs. La tierra del planeta estaba infestada. Y de un baobab, si tomamos medidas demasiado tarde, no po ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Son tiempos extraños estos de la pandemia. Con una atención primaria a punto de reventar, de colapso, de desorganización, de falta de medios, no son pocas las voces farmac&eacut ...

Leo en la revista Hoyesarte un artículo sobre Oliver Sacks firmado por el farmacéutico Pepe González Núñez, y me quedo enganchada. Un neurólogo, di ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.