Publicidad

Banner_rinastel
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 6763



Preguntas más frecuentes en el mostrador

Gastritis

  • 08 Julio 2011
  • M.ª Isabel Rodríguez Tejonero*
¿Qué es la gastritis?

Es la inflamación de la mucosa del estómago. Puede ser una inflamación de tipo agudo, de aparición rápida y resolución en pocos días, o de tipo crónico, en cuyo caso puede persistir durante años y producir úlcera péptica.

Tipos

La gastritis se clasifica como erosiva o no erosiva según la gravedad de la lesión mucosa, también según el lugar afectado (p. ej., cardias, antro, cuerpo). Puede clasificarse histológicamente como aguda o crónica en función del tipo de células inflamatorias. Aun así, ninguna de las clasificaciones coincide a la perfección con la fisiopatología: existe un elevado grado de solapamiento. Algunas formas de gastritis incluyen un trastorno ácido péptico y por Helicobacter pylori. Además, el término suele aplicarse de forma arbitraria a molestias abdominales inespecíficas.

La gastritis crónica incluye cierto grado de atrofia (con pérdida de función de la mucosa) o metaplasia. Afecta predominantemente al antro (con la consiguiente pérdida de células G y disminución de la secreción de gastrina) o al cuerpo (con pérdida de glándulas oxínticas, con la consiguiente disminución de ácido, pepsina y factor intrínseco).

Causas

La gastritis puede estar causada por una infección bacteriana (Helicobacter pylori) o viral (citomegalovirus o virus del herpes simple), por enfermedades autoinmunitarias (anemia perniciosa) o por el reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar). También puede deberse a una irritación por:

• Utilización de ciertos medicamentos. Los más agresivos para la mucosa gástrica son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los corticoides.

• Consumo excesivo de alcohol y otras transgresiones dietéticas (comidas copiosas, abuso de condimentos fuertes e irritantes).

• Exceso de secreción de ácido gástrico provocado por el estrés.

• Vómitos crónicos.

• Ingestión de sustancias corrosivas o cáusticas.

Síntomas

Sensación de ardor en la boca del estómago que puede llegar hasta el pecho, acidez, inapetencia, náuseas y, en ocasiones, vómitos. Los cuadros muy agudos pueden producir dolores severos que pueden confundirse con una úlcera gástrica.

Diagnóstico

Para poder diagnosticar y valorar el alcance de este trastorno es necesario la realización de una endoscopia. Otros exámenes que se pueden realizar son: conteo sanguíneo completo (CSC que muestra anemia); examen coprológico en busca de sangrado, y tránsito esofagogastroduodenal.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa de la gastritis. Los antiácidos u otros medicamentos que disminuyen o neutralizan el ácido gástrico aliviarán los síntomas y favorecerán la curación. En cambio, para la gastritis causada por infecciones será necesario el tratamiento con antibióticos. La gastritis por estrés se tratará mejor mediante la prevención.

En las gastritis graves, las hemorragias se tratan con sueroterapia intravenosa y transfusiones de sangre según necesidad. Se debe intentar realizar una hemostasia endoscópica y solo se optará por la cirugía (gastrectomía) como última alternativa.

Para las gastritis más leves, la eliminación del agente causante y la administración de fármacos para reducir la acidez gástrica puede ser lo único necesario. La gastritis puede progresar a úlcera gástrica, lo que requerirá tratamiento adicional.

Medidas higiénicodietéticas

• Masticar correctamente los alimentos; procurar comer sentado y con tiempo.

• Respetar el horario de las comidas.

• Evitar temperaturas extremas de alimentos y bebidas.

• tilizar técnicas culinarias sencillas: plancha, grill, horno, hervidos.

• Evitar comidas copiosas, pero frecuentes (cinco comidas al día), y evitar el ayuno.

• Se evitarán alimentos como las carnes rojas, los embutidos, los fritos, la bollería y la leche o los lácteos no desnatados, el chocolate, la mayonesa, el vinagre, las especias, etc.

• Se aconseja incluir en la dieta diaria verdura, patata y fruta.

• No tomar bebidas carbonatadas.

• Evitar irritantes gastrointestinales como el alcohol, el café, el tabaco y el té.

• Evitar el uso de medicamentos antiinflamatorios (ácido acetilsalicílico, diclofenaco, etc.). De ser necesario un analgésico, se recomienda paracetamol.

Tratamiento farmacológico

Los antiácidos y los antisecretores gástricos son útiles en caso de hipersecreción ácida y/o reflujo gastroesofágico.

Antiácidos: mecanismo de acción

Los antiácidos son un grupo de compuestos inorgánicos cuya característica común, base de su acción terapéutica, es neutralizar el ácido clorhídrico tras reaccionar con él en la luz gástrica, con lo que reducen la acidez gástrica (pH por encima de 5) y pueden adsorber la pepsina y otros enzimas proteolíticos, disminuyendo la agresividad química y enzimática sobre la mucosa digestiva, especialmente en las zonas en las que ésta se encuentra deteriorada.

Se suelen distinguir dos tipos:

1. Sistémicos: la parte catiónica de la molécula sufre absorción, por lo que puede producirse alcalosis sistémica. Acción rápida pero poco duradera, con posible efecto rebote. Ejemplo: bicarbonato sódico.

2. No sistémicos: al reaccionar con el ácido clorhídrico, la parte catiónica forma una sal que no se absorbe, obteniendo así una acción sostenida; por lo general no presentan efecto rebote. Ejemplo: sales de aluminio, sales de magnesio, sales de calcio.

Los antiácidos incrementan el pH del contenido gástrico mejorando los síntomas de ardor epigástrico.

Efectos secundarios del uso prolongado de antiácidos: el bicarbonato sódico y el carbonato cálcico pueden producir alcalosis sistémica, elevación de creatinina sérica y retención de fluidos; el abuso de antiácidos cálcicos puede provocar hipercalcemia y cálculos renales, y en pacientes con insuficiencia renal pueden producirse intoxicaciones debidas al magnesio y al aluminio. Las sales de aluminio (salvo los fosfatos) pueden ocasionar depleción de fosfatos y provocar un síndrome similar a la osteomalacia.

Antiácidos más empleados

• Derivados de magnesio: hidróxido de magnesio.

• Derivados de aluminio: algeldrato (hidróxido de aluminio).

• Combinaciones y complejos de aluminio, calcio y magnesio.

– Almagato (carbonato heptahidroxi [aluminio] trimagnesio): posee una potente triple acción, capaz de neutralizar el ácido clorhídrico, inhibir la pepsina activa y absorber y neutralizar los ácidos biliares. Actúa en un minuto y no tiene efecto rebote.

– Magaldrato: sulfato complejo de aluminio e hidróxido magnésico, dihidratado.

• Antiácidos con antiflatulentos.

• Antiácidos con bicarbonato sódico.

Atención farmacéutica

¿Qué es una endoscopia?

 ¿Qué es una gastroscopia?

La endoscopia es una técnica diagnóstica terapéutica utilizada en medicina que consiste en la introducción de una cámara o lente dentro de un tubo o endoscopio a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica o una lesión, para la visualización de un órgano hueco o cavidad corporal. La gastroscopia es una exploración que permite la visualización directa de la parte alta del tubo digestivo (esófago, estómago y duodeno).

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la gastritis?

Una de las mayores complicaciones de la gastritis es la hemorragia digestiva, que puede comprometer la vida del paciente si el sangrado no es muy intenso pero constante, ya que el paciente no se da cuenta y se llegan a producir anemias que pueden ser graves. Por lo general, cuando hay sangrado se manifiesta mediante hematemesis o sangrado en las heces.

¿Cuándo se debe acudir al médico?

Debe consultarse al médico si se tienen algunos de los siguientes síntomas: presencia de sangre en las heces, dolor abdominal severo, acidez que no mejora con los antiácidos, pérdida de peso no intencionada, vómitos o diarrea persistentes.

¿Cuál es el pronóstico de la gastritis?

La mayoría de las gastritis mejoran rápidamente una vez se ha iniciado el tratamiento.

¿Puede prevenirse la gastritis?

Es importante seguir las medidas higiénicodietéticas descritas anteriormente para prevenir algunos tipos de gastritis.

¿La acidez estomacal y la gastritis son términos sinónimos?

No. La acidez es un síntoma que no es exclusivo de la gastritis y, a veces, está presente en otras enfermedades digestivas.

Valorar este artículo
(0 votos)

M.ª Isabel Rodríguez Tejonero*

*Farmacéutica técnica. Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Om es el mantra más conocido en la cultura occidental, pero, sin duda alguna, en el entorno del sector de las farmacias existen algunos que podrían competir en popularidad con ...

Definición y prevalencia
Definición de sueño
El sueño es una necesidad biológica ...

Introducción y definición
Entre las afecciones de garganta nos encontramos una serie de procesos que afectan a la mucosa y s ...

Con frecuencia escuchamos a parte de la población confundir la intolerancia a la lactosa con la «alergia a la leche». En algunas ocasiones, se llega a oír incluso «so ...

Objetivos de aprendizaje

  • Conocer los principales trastornos del neurodesarrollo.
  • Reconocer los síntomas que pue ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Llegan las fiestas y, con ellas, las mesas llenas de viandas, brebajes varios y los protagonistas dulces: turrones, mazapanes, roscones, chocolate... Pero ¿con qué maridamos tanto az&u ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

El pasado mes de octubre tuvo lugar una nueva edición del Congreso de Atención Farmacéutica. Como una metáfora del fracaso de esta práctica asistencial, se celebr& ...

Cada 11 de abril se conmemora el Día Mundial del Parkinson, enfermedad neurodegenerativa e invalidante que afecta a hombres y mujeres sin respetar origen ni estatus social. Se presenta al da& ...

La revolución digital en la que nos encontramos, unida a un ritmo de vida más rápido y a una creciente falta de tiempo, está modificando la forma de cons ...

 

Lo más leído este mes

Módulo 6. Patologías neurológicas y su relación con la urgencia: epilepsia, meningitis y lesiones traumáticas


Cursos

Las patologías neurológicas que con mayor frecuencia motivan la consulta a urgencias son las enfermedades cerebrovasculares, que constituyen alrededor…

La edad de la menopausia


Profesión

La menopausia es un estado fisiológico de la mujer que forma parte del proceso natural de envejecimiento y que…

Suplementos nutricionales en el embarazo y la lactancia


Protocolos en la farmacia

En la actualidad, nadie pone en duda la estrecha relación que existe entre el grado de salud de la…

Sobre ibuprofenos y paracetamoles


Ya viene el sol

Debatir sobre el futuro de una profesión siempre es sano, enriquecedor. Escuchar puntos de vista diferentes, teorías o propuestas…

Hierro y calcio en venus


Profesión

Las mujeres pueden pasar por distintas situaciones fisiológicas y etapas de la vida que requieren un especial cuidado de…

Afecciones de garganta


Profesión

Introducción y definiciónEntre las afecciones de garganta nos encontramos una serie de procesos que afectan a la mucosa y…

Veinte años no es nada


Ya viene el sol

El pasado mes de octubre tuvo lugar una nueva edición del Congreso de Atención Farmacéutica. Como una metáfora del…

Posibles soluciones para la farmacia rural


Con firma

No es ninguna novedad la precaria situación en la que se encuentra la farmacia rural a día de hoy…

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.