Imprimir esta página

Fedefarma fomenta la nutrición sana y equilibrada entre sus colaboradores internos

  • 17 Noviembre 2017

Fedefarma organizó ayer la Jornada Nutrición y Salud destinada a sus colaboradores internos con el objetivo de fomentar la nutrición sana y equilibrada, así como la concienciación sobre la importancia de unos buenos hábitos alimenticios para el propio bienestar.

La acción se enmarcaba en la conmemoración el pasado 12 de noviembre del Día Mundial de la Obesidad y se desarrolló en todos los almacenes de la cooperativa. Su organización fue posible gracias a la implicación e interés de un grupo de colaboradores internos que forman parte del grupo ACTIVA'T, quienes ya organizaron una jornada con motivo del Día Mundial de la Salud y una jornada destinada a la fotoprotección el pasado verano.

«Come bien, te sienta bien»
La jornada empezó para los colaboradores con una sorpresa saludable: todos encontraron una pieza de fruta al iniciar su jornada como recordatorio de las posibilidades que existen para disfrutar de un almuerzo sano. Al mismo tiempo, la cooperativa les facilitó postales consejo enfocadas a aumentar el conocimiento sobre las implicaciones que la obesidad tiene para la salud y su relación con otras patologías, sobre hábitos y costumbres saludables, así como sobre certezas y mitos que se relacionan con la obesidad.

La programación de la iniciativa incluyó en el almacén de Gavà la charla sobre nutrición «Come bien, te sienta bien», de la mano de la nutricionista y farmacéutica Anna Sánchez, durante la que la especialista abordó temas como alimentos que no pueden faltar en la lista de la compra, cómo combinar alimentos y qué alimentos no mezclar, además de proporcionar trucos para usar el organizador de rutinas y recetas saludables.

En el almacén de Gavà se dispuso, gracias a la colaboración de Microcaya, de un Inbody, equipo de medición de la composición corporal BIA de alta gama. Este permitió que los colaboradores que participaron dispusieran, en sólo 15 minutos, de un informe de su composición corporal con información sobre el nivel de agua, grasa, músculo, balance corporal y el IMC, entre otros datos. En el resto de almacenes se distribuyeron test con los que medir el peso, la altura, el IMC, el diámetro de cintura, y con los que poder determinar si se presenta algún factor de riesgo relacionado con la obesidad. Estos test se acompañaban de un protocolo para realizar esta evaluación del sobrepeso.

Paralelamente, los colaboradores recibieron un planificador de rutinas que les permitirá organizar sus menús y visualizar lo que comen, para así tener una ayuda en el seguimiento de una dieta rica y equilibrada.

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados