Publicidad

banner-lainco

Publicidad

banner-lilly-septiembre

Publicidad

banner-vilardell


 Estudio sobre el umbral del dolor impulsado por Ferrer

La mitad de los hombres admite que la mujer soporta más el dolor que ellos

Según el Estudio sobre cómo los españoles percibimos el umbral del dolor, impulsado por Ferrer en el marco de una serie de acciones divulgativas que tienen por objeto apoyar a su marca Gelocatil, el 50% de los hombres reconoce que las mujeres tienen una mayor resistencia y lo soportan más que ellos. Sin embargo, a ojos de las propias mujeres la capacidad que tienen de soportar el dolor aún es mayor, ya que el 78% tienen la percepción de que el sexo femenino es más fuerte y más sufrido. De hecho, solo el 2% opina que los hombres tienen más aguante.

La encuesta también refleja, en un baremo del 1 al 10, cuánta intensidad de dolor somos capaces de tolerar las personas. Las mujeres dicen un 6,4 y los hombres un 5,9, situándose el umbral del dolor de las mujeres ligeramente por encima. Frente a esta situación, ambos sexos manifiestan tener un comportamiento responsable porque solo se toman un analgésico una vez han superado el umbral del dolor (7 sobre 10).

«De estas cifras se desprende que las personas son cada vez más conscientes de la necesidad de hacer un uso responsable de los analgésicos que son medicamentos muy útiles para el dolor leve y es importante tomarlos solo cuando sea necesario», explica el doctor Emilio Gil, director médico de Laboratorios Ferrer. La farmacéutica ha realizado esta encuesta online a nivel nacional con una muestra de 800 personas.

En la encuesta, los españoles afirman que el dolor condiciona primero las actividades de ocio que el trabajo en su ámbito laboral. A la hora de disfrutar del tiempo libre el dolor entorpece en un 6 sobre 10, en cambio la afectación se reduce en un 5 cuando se trata de las obligaciones del día a día. Se puede interpretar que el compromiso con el trabajo o el miedo a perderlo estimulan hombres y mujeres a acudir a sus puestos aunque no se encuentren del todo bien.

En cuanto a la frecuencia, la mayoría de los encuestados, 6 de cada 10, prefieren un dolor suave pero persistente en el tiempo ante un dolor muy agudo y puntual, porque quizás es más llevadero y les permite continuar con su vida diaria.

La edad también es un factor a tener en cuenta cuando se habla de dolor. El 63,5% de las personas afirman que con los años lo aguantan más respecto a cuando eran jóvenes porque, o bien han perdido el miedo que tenían durante su juventud ante sensaciones desconocidas y dolorosas (41,5%) o se han acostumbrado a vivir con él (dolor crónico) incorporándolo en su vida cotidiana (38,9%).

Cabe destacar que no todos los dolores son iguales. Haciendo referencia a la tipología de dolor, las muelas se identifican como lo más doloroso para la mayor parte de las personas, así lo han afirmado un 56,8% de los entrevistados. Le siguen, a bastante distancia, el dolor de cabeza 38,3% y el dolor de oído 34,7%. Pero por sexos, los hombres continúan percibiendo como más insoportable el dolor de muelas, mientras que las mujeres soportan peor el dolor de cabeza, de oído o la infección de orina.

Este estudio de 2017 es el segundo que realiza Ferrer en el ámbito del dolor y se suma al que presentó el anterior año y que llevaba por título I Estudio sobre el Dolor Leve.

Valorar este artículo
(1 Votar)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.