Imprimir esta página

La intervención del farmacéutico comunitario en cesación tabáquica es eficiente para el sistema sanitario

  • 13 Enero 2021

La intervención del farmacéutico comunitario en la cesación tabáquica es efectiva tanto para la calidad de vida de los pacientes fumadores como para el sistema sanitario, según concluye el estudio «Evaluación económica del impacto del servicio farmacéutico de cesación tabáquica en la farmacia comunitaria», llevado a cabo por la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC), con la colaboración de Pfizer.

Se trata de un importante estudio sobre la labor asistencial de los farmacéuticos comunitarios en la lucha contra el tabaquismo. Durante un año han participado 1.078 pacientes y 182 farmacéuticos comunitarios, repartidos por todas las comunidades autónomas. Estos pacientes, ubicados en municipios de no más de 50.000 habitantes, se dividieron de la siguiente forma: 800 en el grupo de intervención mediante el programa de capacitación para la prestación del servicio de cesión tabáquica en farmacia comunitaria (CESAR), y 278 en un grupo de control que recibió la intervención habitual en tabaquismo. En total, 638 de todos esos pacientes han sido evaluados durante 12 meses y 753 alcanzaron los 6 meses.

Asimismo, la mayoría de las farmacias participantes fueron farmacias de barrio, y la edad media de los participantes se situó en torno a los 49 años, con una proporción de hombres y mujeres similar. La mayoría de ellos estaban acompañados, casados, en activo, o contaban con estudios secundarios o superiores. Además, tenían una media de 28 años fumando con un consumo medio de 19 cigarrillos al día y habían realizado algunos intentos previos para dejar de fumar.

Resultados del estudio

Los resultados de la intervención señalan que, de aquellos pacientes que llegaron a finalizar los 12 meses de intervención, el 69% de los incluidos en el grupo de intervención que siguió el programa CESAR consiguieron dejar el tabaco. En cambio, en el grupo de control solo lo consiguieron el 53%. Además, a los 6 meses de iniciado el seguimiento, los datos evidenciaron que los pacientes incluidos en el grupo CESAR tuvieron menos recaídas y mayor éxito en el objetivo de dejar de fumar.

Según señala Jesús C. Gómez, presidente de la Fundación SEFAC y uno de los coordinadores del estudio, este «demuestra que la intervención mediante la prestación de un servicio profesional farmacéutico asistencial para la cesación tabáquica, como es el CESAR, mejora la calidad de vida de los pacientes fumadores, ya que les permite abandonar el tabaco con más porcentaje de éxito y esto también es bueno para el sistema sanitario, ya que no se puede olvidar que el tabaquismo, que afecta a cerca de un 30% de la población española, es la principal causa evitable de mortalidad».

Próximamente, también se pondrá en marcha la campaña «Es tu momento: ¡Deja de fumar!», promovida por la Fundación SEFAC. En este caso, los farmacéuticos participantes realizarán un breve cuestionario a sus pacientes, con el objetivo de concienciarles sobre la importancia de dejar de fumar y orientarles al respecto.

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados