Imprimir esta página

Las farmacias madrileñas y AFAMMER se unen para combatir la violencia de género en el medio rural

  • 24 Noviembre 2020

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER) promoverán la campaña «Tu farmacia es tu refugio» en las oficinas de farmacias rurales de la Comunidad de Madrid, con la intención de que las mujeres rurales tengan un punto donde acceder en busca de ayuda e información específica para combatir la violencia de género.

En el marco del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer que se celebra mañana, la presidenta nacional de AFAMMER, Carmen Quintanilla Barba, el presidente del COFM, Luis González Díez, y la vocal de Farmacia Rural del COFM, Raquel Casado, han presentado hoy a los medios el cartel promocional de la campaña que exhibirán todas las farmacias que quieran sumarse a esta iniciativa, con la que se lanza un mensaje muy directo a las mujeres rurales: su farmacia está aquí para ayudarles, compartir su miedo, aliviar su carga y acabar con la situación injusta que están viviendo.

«En nuestros 38 años de existencia en AFAMMER siempre hemos denunciado que las mujeres que sufren violencia de género en el medio rural son especialmente vulnerables, pero gracias en gran medida a la labor que venimos realizando en estas casi cuatro décadas de vida, hoy la violencia de género ya no es tratada como una cuestión privada que debe quedarse dentro del hogar», afirma Carmen Quintanilla.

«Las farmacias son el único establecimiento sanitario abierto en muchos pueblos y, a través de esa farmacéutica o farmacéutico, podemos conocer la situación de esa familia y romper el círculo de silencio para dirigirle hacia una salida y ofrecer un apoyo de seguimiento y protección», recalca la presidenta de la Asociación.

Los resultados del Informe de Violencia contra la Mujer en la Estadística Judicial, elaborado por el INE, indican que el número de denuncias por violencia de género en la Comunidad de Madrid en 2019 disminuyó un 3,05% respecto al año anterior, por lo que es importante sumar a las oficinas de farmacia como puntos de atención a las mujeres víctimas del maltrato.

Por su parte, Luis González Díez resalta que en el mundo rural los farmacéuticos «son los profesionales sanitarios que mejor conocen a sus pacientes y su entorno familiar, por eso la farmacia puede ser un refugio para las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia».

Valorar este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados