La farmacia en el mundo

Medicine Start: un largo camino hasta un gran objetivo

  • 21 Septiembre 2018
  • Per T. Lund* y Jostein Soldal**

Sección coordinada por: Jaime Acosta. Miembro de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP (International Pharmaceutical Federation).
@jaimeacosta_

En diciembre de 2017, el parlamento noruego aprobó el inicio de una prueba del Servicio de Medicamentos Nuevos (New Medicine Service, NMS) en las farmacias. Al mismo tiempo, creó una partida presupuestaria de 4.000.000 de coronas noruegas (NOK) (440.000 euros) para financiarla. Así se garantizaba que ese año las farmacias podrían ofrecer el servicio sin coste alguno a 9.000 pacientes cardiacos, y que los gastos serían cubiertos por el Estado.

El sector farmacéutico se llenó de júbilo cuando el parlamento decidió que el servicio Medicine Start (NMS) recibiría fondos del Estado para ser implementado en las farmacias noruegas. Más de 10 años de esfuerzo sistemático habían dado por fin sus frutos. La Asociación Noruega de Farmacia y sus miembros ya habían empezado a planificar el proyecto, y, en mayo de 2018, los primeros pacientes empezaron a recibir ayuda y asesoramiento adicionales al iniciar un tratamiento médico para el corazón.

Un largo camino
Durante muchos años, las farmacias han advertido que un número considerable de noruegos no obtienen el beneficio esperado de sus tratamientos porque los están tomando mal o no los están tomando en absoluto. La investigación internacional demuestra que entre un tercio y la mitad de los pacientes toman mal los medicamentos1. El resultado es una salud deficiente y, en algunos casos, la muerte prematura. En Noruega, cuya población apenas supera los 5 millones de habitantes, cada año mueren entre 1.000 y 2.000 personas a causa de un uso inadecuado de los fármacos2.

En los últimos años, cada vez ha habido una mayor comprensión por parte de los políticos de que el consumo incorrecto es un gran problema que se tiene que afrontar. Se han adoptado diversas medidas, y la última de ellas es el servicio Medicine Start.

En 2016, el parlamento otorgó 5.000.000 NOK (550.000 euros) para guías de farmacia sobre inhaladores destinadas a pacientes asmáticos. La misma financiación siguió en el año 2017 y ha continuado este año3. Hasta la fecha, ya son aproximadamente 90.000 los pacientes que han recibido este servicio farmacéutico sin coste para ellos. El Estado reembolsa 80 NOK (8,30 euros) por servicio a las farmacias, lo que significa unos ingresos anuales medios por farmacia de unas 5.000 NOK (aproximadamente, 520 euros). Fue el primer paso de los servicios farmacéuticos de cobro para garantizar un consumo adecuado de los fármacos. Medicine Start es el paso siguiente en servicios de asesoramiento financiados por el Estado en las farmacias.

¿Qué es Medicine Start?
Medicine Start ayudará al paciente a entender mejor el tratamiento prescrito por el médico, y a estar motivado para cumplirlo. Además, proporciona respuestas a las preguntas y preocupaciones que puedan surgir al empezar un nuevo tratamiento.

El servicio Medicine Start se ofrece a todos los pacientes que estén iniciando un tratamiento para la hipertensión, un tratamiento anticoagulante o una estatina para reducir el colesterol, sin ningún otro criterio de inclusión.

El servicio consiste en dos consultas con un farmacéutico, cada una de ellas de unos 15 minutos. La primera se realiza 1-2 semanas después de que el paciente haya empezado a tomar el fármaco, y la segunda cuando ya lleva 3-5 semanas de tratamiento. La primera consulta se hace en la sala de información de la farmacia; la segunda puede ser presencial, en la misma sala, o bien por teléfono.

Éstos son algunos ejemplos de las preguntas que suelen plantear los pacientes cuando empiezan un nuevo tratamiento:

  • ¿Por qué y durante cuánto tiempo debo tomar este fármaco?
  • ¿Qué efectos secundarios pueden aparecer y qué puedo hacer para evitarlos?
  • ¿Hay algo que deba tener en cuenta sobre la alimentación, los suplementos u otros fármacos?

Probablemente el médico también haya comentado algunas de estas cuestiones con él, pero los pacientes suelen olvidar una buena parte de esa información.

Por cada consulta la farmacia recibirá 225 NOK (26 euros) del Estado, lo que implica un total de 450 NOK (55 euros) por cada paciente que realice las dos consultas. Esto cubre aproximadamente el coste del tiempo invertido por el farmacéutico. Los pacientes no pagan nada, no hay copago.

Una vez se ha acabado la consulta, el farmacéutico entrega un informe al paciente. Es la primera vez que las farmacias de Noruega tienen que redactar un informe para el paciente, por lo que se ha creado un sistema de registro electrónico separado para el sector farmacéutico. Este sistema incluye a todas las farmacias y ha sido desarrollado por encargo de la asociación de farmacéuticos. Su función es recopilar estadísticas anónimas a partir de los informes, lo que permite analizar qué grupos de pacientes reciben el servicio y comprender los problemas más habituales que se encuentran. Si el paciente no se opone, el farmacéutico enviará de forma rutinaria el informe al médico responsable del tratamiento para que sepa que se le ha prestado este servicio.

Formación continuada
Los farmacéuticos que ofrecen el servicio Medicine Start deben superar un programa de formación detallado. Consiste en diversos cursos en línea sobre farmacoterapia, que abarcan las áreas farmacoterapéuticas más importantes, cómo se ha de realizar el servicio y cómo informar adecuadamente durante la consulta del paciente. El farmacéutico también ha de familiarizarse con un extenso manual de instrucciones, que incorpora muchas fichas de datos sobre los fármacos más importantes incluidos en el servicio. La Asociación Noruega de Farmacia está desarrollando el programa a su propio cargo, mientras que cada farmacia cubre los gastos de formación.

Además, deben hacer prácticas de administración del servicio junto a otros colegas. Una vez se ha completado la formación, el farmacéutico recibe el correspondiente certificado emitido por el gerente de la farmacia.

Un servicio basado en la investigación
Antes de que el parlamento se decidiera a ofrecer el Medicine Start en las farmacias, el sector farmacéutico había trabajado sistemáticamente para documentar las necesidades de los pacientes y los beneficios de una iniciativa de este tipo.

En el año 2015 se hizo un gran estudio de investigación (financiado por la Asociación Noruega de Farmacia, que encargó su realización práctica al centro de investigación Apokus) para documentar los efectos de Medicine Start. El estudio contó con 1.500 pacientes, la mitad en un grupo de control y la otra mitad en un grupo de intervención. Junto con la prescripción de su nuevo tratamiento, el grupo de control recibió el seguimiento e información normales, mientras que el grupo de intervención recibió el servicio Medicine Start.

Los resultados demostraron que, 18 semanas después de empezar a tomar el nuevo fármaco, el cumplimiento del tratamiento había mejorado en todos los tipos de consumidores de fármacos del grupo de intervención. La mayor evolución se documentó entre los que recibían estatinas para combatir el colesterol elevado. Un análisis socioeconómico demostró que una intervención como Medicine Start proporciona resultados socioeconómicos positivos a todos los grupos incluidos en el estudio.

Con este trasfondo, en otoño de 2017 el ministro de salud noruego propuso al parlamento que Medicine Start recibiera fondos estatales durante un periodo de prueba de 3 años, con la condición de que el médico debía remitir al paciente al servicio. El parlamento aprobó la propuesta, aunque añadió que los propios pacientes debían tener la posibilidad de solicitar el servicio Medicine Start en la farmacia, sin tener que ser remitidos por un médico.

¿Qué experimentaron los pacientes y los farmacéuticos?
Los pacientes que recibieron el servicio Medicine Start en el estudio de investigación quedaron muy satisfechos con él. Cuando se les preguntó si consideraban que las consultas eran útiles, también dieron unas respuestas muy positivas.

Los farmacéuticos que participaron en el estudio también indicaron que tanto ellos como los pacientes habían obtenido un gran beneficio del Medicine Start. Los farmacéuticos participantes señalaron que habían reforzado sus conocimientos profesionales y que habían mejorado sus habilidades de comunicación como resultado del servicio.

Oposición de los médicos
Generalmente, la Asociación Médica Noruega es escéptica con el hecho de que las farmacias y los farmacéuticos proporcionen servicios de salud a los pacientes. Los médicos noruegos se opusieron a la introducción de las guías de farmacia sobre inhaladores en el año 2016, y tampoco han apoyado el Medicine Start. Concretamente, se oponen a la decisión de que el paciente pueda solicitar el servicio a la farmacia sin ser derivado por el médico.

En cualquier caso, es fundamental que las farmacias se aseguren de que los médicos reciben la información adecuada sobre lo que es Medicine Start, y que les recuerden la posibilidad de remitir pacientes a las farmacias.

Mirando al futuro
En marzo y abril de este 2018, la mayoría de los 4.000 farmacéuticos de las farmacias noruegas han completado la formación para que su farmacia tenga la autorización necesaria para ofrecer el servicio al paciente. El 2 de mayo la mayoría de las 900 farmacias estaban preparadas para ofrecer un asesoramiento adecuado a los pacientes, de modo que pudieran iniciar con éxito su nuevo tratamiento contra algún trastorno cardiovascular.

Y Medicine Start seguirá siendo evaluado, con el objetivo de convertirse en un servicio de asesoramiento permanente de las farmacias con una partida anual fija en los presupuestos sanitarios.

Bibliografía
1. Disponible en: http://www.who.int/chp/knowledge/publications/adherence_full_report.pdf?ua=1
2. Hjort PF. Uheldige hendelser i helsetjenesten: en lære-, tenke-
og faktabok. Oslo: Gyldendal akademisk, 2007.
3. Helse- og omsorgsdepartementet, Prop. 1 S (2017-2018).

 

Per T. LundPer T. Lund
Per T. Lund ha ocupado varios puestos dentro del sector farmacéutico en Noruega. En la actualidad es el director general de la Asociación de Farmacias de Noruega (Apotekforeningen) y anteriormente fue director general de una cadena estatal de farmacias hospitalarias que agrupa 18 farmacias. Es máster en Ciencias Farmacéuticas y en Administración.

Jostein SoldalJostein Soldal
Jostein Soldal es el jefe de comunicación de la Asociación de Farmacias de Noruega. Ha ocupado varios cargos de comunicación en la administración de salud de Noruega, incluyendo el Ministerio de Salud. Es máster en Sociología.

Valorar este artículo
(2 votos)

Per T. Lund* y Jostein Soldal**

*Director general de la Asociación de Farmacias de Noruega (Apotekforeningen). **Jefe de comunicación de la Asociación de Farmacias de Noruega

Dejar un comentario

Revista El Farmacéutico

HTML 5La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.