Publicidad

banner-lainco

Publicidad

banner-lilly-septiembre

Publicidad

banner-vilardell

El ruido y la furia

El denominado «milagro español» ha terminado. Su economía, puesta durante años como ejemplo, hace aguas por todas partes, e incluso la organización territorial del Estado está bajo sospecha.
Cuanto ayer parecía modélico se pone hoy como ejemplo de un modelo económico fracasado, basado en el endeudamiento y no en la productividad, en la especulación y no en el ahorro. Las múltiples burbujas, inmobiliaria, bursátil, crediticia, han explotado. La fiesta ha terminado y los españoles de a pie, que se beneficiaron del boom pero no tanto como se sostiene, se preguntan ahora por el futuro de sus casas e inversiones, de su trabajo y ahorro, de sus hijos y nietos, de sus sueldos y pensiones. Ante el monstruo de la deuda descontrolada no se plantea otra opción que recortar, recortar y recortar, y es cierto que así debe hacerse, pero si al mismo tiempo no se recupera el crecimiento caeremos en un pozo sin fondo. Las reformas se imponen, incluso las más dolorosas, para no vernos abocados al peor de los escenarios: el corralito y/o la expulsión de la zona euro. El panorama de quedarnos solos, con la antigua moneda nacional, es tan devastador que todos parecemos habernos puesto de acuerdo en que no importa qué sacrificio deba hacerse con tal de no tener otra vez en nuestros bolsillos las humildes pesetas de antaño, devaluadas con respecto a todas las monedas solventes.

Y ahora, con la fiesta finalizada y las luces apagadas, ¿qué hacer? ¿Qué hacer, por ejemplo, en la farmacia, con facturaciones menguantes y gastos crecientes, con una proliferación absurda de pequeñas farmacias y un modelo basado en microempresas de propiedad individual diseminadas por todo el territorio, sometidas a las continuas rebajas que impone una administración asfixiada? Lo que nos espera ya lo sabemos: más rebajas de precios y márgenes, más aportaciones de los asegurados, menor consumo, más funciones administrativas y cargas burocráticas. Las administraciones autonómicas han fomentado la proliferación de microfarmacias sin capacidad de resistencia, muchas de ellas endeudadas, y lo han hecho en nombre de un principio, el de la proximidad física, carente de sentido en la época de las nuevas tecnologías.

Se repiten hasta la saciedad las bondades del modelo farmacéutico español, como un mantra obsesivo, como una letanía una y otra vez reiterada, pero la obstinación no modifica la realidad y ésta se volverá cada vez más áspera, no más gratificante. ¿Qué hacer, se preguntan muchos farmacéuticos, no con el modelo, ni con la corporación, ni con la distribución, sino con mi farmacia, con mis deudas y mis clientes y empleados? ¿Cómo evitar el concurso de acreedores? ¿Cómo asegurar la viabilidad económica de mi empresa? ¿Cómo conservar mi patrimonio? Cuando se llega a la situación, y hemos llegado, en que las preguntas que se formulan son éstas y no otras sobre modelos o sistemas, hay que abandonar toda retórica, dejar de vender humo, coger el toro por los cuernos y actuar a sabiendas de que la fiesta ha terminado, pero siendo conscientes que casi todo puede salvarse si se llaman las cosas por su nombre y se apuesta por el pragmatismo y no por la retórica, si al menos una vez nos comportamos más como prácticos anglosajones que como barrocos latinos, si somos capaces de discernir entre lo fundamental y lo accesorio, e incluso entre lo real y lo ficticio. Una densa palabrería y mucha hojarasca acumulada durante años ocultan y adornan una realidad incómoda, en la que ya asoman, incontenibles, abriéndose paso, el malestar, el ruido y la furia.

Valorar este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

No aprendemos. Nos emocionamos con los desfiles que llenan los senderos de gloria, las canciones acompañan a los jóvenes e invocamos a la divina verdad para tejer los uniformes y los e ...

Como presidenta del comité organizador del IX Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios (www.congreso-sefac.org), me siguen preguntando por la decisión de no suspender o r ...

Cuenta Regina Revilla que, en los primeros años de la carrera de Farmacia, lloraba encima de los libros, pero que, como tenía una beca, estudió sin parar y acabó con prem ...

Aunque el uso del término «depresión posvacacional» está muy extendido, desde el punto de vista científico resulta más oportuno referirse a un trastorn ...

Este año la vuelta al cole ha sido muy diferente a otros años y ha estado marcada por las medidas que los centros han tomado para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV- ...

El ciclo de vida es el proceso vital de un organismo que va desde el nacimiento hasta su muerte. De manera general, este ciclo se divide en cuatro etapas: nacimiento, desarrollo, reproducción ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 590, págs. 33-35) se puso el acento en varios aspectos re ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Dentro del mundo de los vinos, hay una pequeña zona llamada Franciacorta situada en la provincia de Brescia, en la región de Lombardía. El nombre de Franciacorta define tres con ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Aristóteles decía que la naturaleza tiene horror al vacío, un concepto que fue ridiculizado por Blas Pascal cuando preguntó irónicamente: «¿Y lo aborr ...

Como regla general, parece que la duración de la vida de los animales está relacionada con su tamaño al alcanzar la edad adulta, de manera que, cuanto más grande es la es ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.