Publicidad

banner-manasul
Banner_rinastel

Con firma 

Tribuna de opinión en la que participan personalidades del ámbito farmacéutico

«La abundancia me hizo pobre»
Ovidio

17 Septiembre 2019 Deja el primer comentario!

Vivimos momentos de profunda transformación en el sector. La irrupción de las nuevas tecnologías y las nuevas tendencias en los modelos de consumo y en los canales de compra, nos obligan a adaptarnos y a enfrentarnos con voluntad de transformación a los nuevos retos.

La realidad de los últimos gobiernos en minoría parlamentaria y el previsible gobierno de coalición –llamado, eufemísticamente, de geometría variable– que ha salido de las pasadas elecciones del 28 de abril nos ponen ante una tesitura muy favorable para que un sector como el del medicamento pueda empezar a pensar en negociar una regulación estatal para las cuestiones pendientes.

La situación de las mujeres farmacéuticas en el Reino Unido es diferente según la perspectiva española. La National Association of Women Pharmacists (Asociación Nacional de Mujeres Farmacéuticas) considera que hay motivos de alegría y orgullo, pero ve signos de preocupación en el futuro.

La teoría darwiniana de la supervivencia del más fuerte ha sido rebatida por varios autores/as y científicos/as que ofrecen una visión más colaboradora en el proceso de evolución. Yo no soy científico ni filósofo, ni es mi intención poner en duda las grandes teorías, pero me siento muy afín a una visión menos autosuficiente y más co-participativa del desarrollo. Mi sentido común me dice que el trabajo en equipo y la cooperación son el camino más corto para conseguir un éxito sostenible.

La vocación de servicio es inherente a la profesión farmacéutica porque, como profesionales sanitarios que somos, no sabemos estar de otra manera en el mundo que al lado de la humanidad que sufre. En nuestro caso, acompañando a las personas desde unas competencias propias muy claras: el medicamento y los saberes aparejados que su buen uso conlleva. Esa actitud es nuestra razón de ser cada vez que un paciente nos pregunta, ésa es nuestra cotidianeidad ordinaria. Pero también en los momentos extraordinarios la farmacia debe, puede y quiere hacer patente su vocación de servicio en el cuidado de la salud de las personas. Ahora vivimos uno de esos momentos, definido por el cambio tecnológico y el devenir de la política institucional.

¿Cómo será en un futuro próximo el sector de las oficinas de farmacia en España? La pregunta sobrevuela cualquier evento profesional y en las conversaciones entre colegas de profesión o en momentos tan cruciales como en el de la transmisión de una farmacia. Podría entrar en la categoría de las preguntas del millón, en este caso concreto de los quince mil millones.

Los tres cerditos es un cuento habitual de la infancia. Desde mi perspectiva traslada los valores de la cultura del esfuerzo, de las cosas bien hechas, de afrontar juntos las amenazas y del hogar común, sean cuales sean los comportamientos anteriores de sus personajes. Ciertamente, la simpatía inicial se la lleva el más despreocupado de los personajes, con su alegría y frescura, pero a fin de cuentas es el más esforzado, el menos cool, el que resuelve la papeleta familiar.

En España, la farmacia comunitaria no es una mera dispensadora de medicamentos. También presta cuidados de salud, servicios asistenciales e información, contribuyendo con ello al uso responsable de los medicamentos, a la mejora en el acceso a la atención sanitaria y a la promoción de la salud. No es de extrañar, por tanto, que desde la llegada de los medicamentos genéricos al sistema sanitario español el farmacéutico comunitario se convirtiera en su aliado natural y desempeñara un papel estratégico en su desarrollo. En un primer momento, liderando la labor de información a los usuarios; más tarde, ante una prescripción por principio activo, decidiendo en el acto de dispensación por qué denominación comercial optar.

En los últimos días el término «valor» ha resurgido con fuerza desde que la ministra de Sanidad anunció incorporar el concepto de coste-valor en la evaluación y financiación de los medicamentos, y la nueva directora de la AEMPS, interesada en innovar el modelo, ponía como lema «foco en el valor».

La farmacia se consolidó hace ya mucho tiempo como un establecimiento de cercanía que tiene la particularidad de haber ido adquiriendo más importancia, en la medida en que la mayoría de las profesiones universitarias ya no tienen presencia en muchos lugares, por el propio desarrollo de la dinámica social de nuestro tiempo.

El próximo mes de mayo Alicante va acoger la octava edición del Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios (www.congreso-sefac.org), que organiza la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

Página 1 de 4

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.