Publicidad

banner-lainco
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 2874

Bebés de diseño, hijos de tres padres

En el Reino Unido se aprobó a principios de año la denominada «reproducción mitocondrial» o «reemplazo mi­tocon­drial», que utiliza un óvulo con mitocondrias sanas, provenientes de una donante distinta de la madre, a la que se le extraería el núcleo para sustituirlo por el óvulo fecundado de los padres naturales, naciendo un nuevo ser que poseería un 99,8% de ADN de éstos y un 0,2% de la mujer donante.

Mediante este procedimiento se pretende borrar en el laboratorio una herencia genética defectuosa ligada a la madre, de tipo mitocondrial, que causa ceguera, ataxia cerebral y distrofia muscular, entre otras patologías que por otro lado son poco frecuentes.
En 1996 la famosa oveja Dolly fue el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta de la glándula mamaria fundida con un óvulo anucleado y el procedimiento para esta operación es una variación de aquel otro, con los riesgos añadidos que comporta, agravados al ser realizados en seres humanos y con las profundas implicaciones derivadas de permitir la creación de un embrión humano a través del material genético de otros tres.
Por otro lado, este procedimiento no está suficientemente probado científicamente, pues en ningún otro país se admiten estos procedimientos y la comunidad internacional no está convencida ni de su seguridad ni de su eficacia. De hecho, en 2002 la Administración de Alimentación y Fármacos (FDA) estadounidense prohibió estos protocolos debido a cuestiones éticas y de seguridad.
Los obispos ingleses pidieron no dar un paso tan grave, instando a la tutela del embrión humano: «Hay serias objeciones éticas a estos procedimientos que conllevan la destrucción de embriones humanos».
En otro orden de cosas, asistimos a fenómenos insospechados hasta ahora y que parecen propios de ciencia-ficción, al seleccionar óvulos de mujeres jóvenes que por razones económicas y de trabajo, entre otras, no quieren quedarse embarazadas y que años más tarde, salvadas estas circunstancias, pueden concebir a su hijo, incluso menopáusicas o ancianas, como sucedió en 1994 cuando una mujer de 62 años tuvo un hijo gracias a un óvulo donado, que fue fecundado con el esperma de su esposo.
A todo esto hay que añadirle la descollante e imparable «farmacogenómica», que diseña los medicamentos a la carta, lo que convierte estos tiempos en subyugantes desde el punto de vista científico, y en polémicos desde el punto de vista moral. Estas épocas de cambio son a mi juicio cambios de época.
También mujeres a las que se les diagnostican cánceres y otras enfermedades graves, y que gracias a la congelación de los embriones pueden retomar el proceso reproductivo una vez curadas. Otro problema que está encima de la mesa es el referente a las madres con útero de alquiler, como el caso de Kim Cotton en Inglaterra en 1985, madre de dos hijos, que firmó un contrato de subrogación de maternidad para llevar a cabo la gestación de un óvulo de otra mujer previamente fertilizado e implantado mediante la técnica de transferencia de embriones.
Es cierto, como afirmaba el boticario D. Hilarión en La verbena de la Paloma, que «hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad», pero llegado a este punto, se le ha de permitir al que suscribe la inquietud y la tristeza como animales de compañía en estos nuevos tiempos, en esta nueva etapa que ya ha comenzado.

Valorar este artículo
(0 votos)

Más en esta categoría: « El fuera de juego Roxy »

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

El siglo pasado parece lejos, ¿no? Y aún más en estos tiempos en que, aunque nos digan que nada ha cambiado en lo que se refiere a su medida, lo que realmente percibimos es que ...

Carmen Peña finaliza esta entrevista con una frase que la retrata muy bien: «Yo creo –dice– que ese concepto de mirar al futuro, pero siempre con mucha información de ...

Macarena Pérez no le robó el novio adolescente a su compañera de habitación en el colegio donde estudiaba, pero ese chico fue su primer contacto con su profesión a ...

Se define la diarrea como cualquier variación significativa de las características de las deposiciones respecto al patrón habitual previo del paciente, tanto en lo que se refier ...

El cabello es una de las señas más fuertes de la identidad de una persona y cuando éste es saludable es, además, un símbolo de juventud y vitalidad. En este sentid ...

El ojo seco es una enfermedad crónica y compleja, en la que intervienen múltiples factores, que debe abarcarse desde distintos ángulos. Afecta a la superficie ocular, a la conju ...

En el anterior artículo de esta serie (El Farmacéutico n.º 589, págs. 40-42) llamábamos la atención so ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

Aunque estamos muy acostumbrados a la Rioja española, en el mundo del vino existe la que muchos llaman la «otra» Rioja. La provincia de La Rioja se encuentra en el noroeste de Arg ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Este oxímoron surgido durante la pandemia nos trae de cabeza a todos los habitantes del planeta. A los farmacéuticos también, por supuesto, porque nada hay más desconcert ...

Las epidemias nos han acompañado a lo largo de la historia. Si nos ceñimos al siglo XIX, 6 pandemias en sucesión acabaron con la vida de millones de personas en los cinco contin ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.