Publicidad

banner-lainco

¿Y si practicamos el «ubuntu»?

  • 02 Octubre 2014
  • Daniel de María

A las puertas de la venta de medicamentos on-line, todo parece de color de rosas. «Se avecinan nuevas oportunidades que nos sacarán de la crisis», se oye en los mentideros. «Hay que estar al día», dicen unos. «Es una buena oportunidad para diferenciarnos de otros canales», argumentan otros. «Nos permitirá ampliar el área de influencia», alegan los de más allá.

Desde hace unos años, en la farmacia parece ser imprescindible entender de «e-commerce», marketing, escaparatismo, campañas de temporada, estrategias de venta cruzada, tarjetas de fidelización, cursos para sacar más rendimiento a tu negocio (perdón por el lapsus, quiero decir «a tu farmacia»)... Y al final uno empieza a plantearse si lo está haciendo mal, como le pasaba al del chiste, aquel que yendo por la autopista oye un aviso radiofónico sobre un conductor suicida que circula contra dirección. «¿Uno? –exclama asustado– ¡Pero si van muchos!»
A mí todas estas cuestiones empresariales me cuestan. Yo es que estudié Farmacia y no Económicas, sabrán perdonarme. Y la Facultad de Económicas en Barcelona está justo al otro lado de la Diagonal con respecto a la de Farmacia. Yo me esfuerzo cada día por no cruzar al otro lado...
Reflexiono y todo esto me recuerda una historia que creo viene al dedillo. Se dice que un antropólogo propuso un juego a los niños de una aldea africana. Colocó una canasta llena de frutas cerca de un árbol y les dijo a los niños que el que llegara primero ganaría todas las frutas. Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se cogieron de las manos y corrieron juntos. Después, todos se sentaron a disfrutar del premio.
Cuando él les preguntó por qué habían corrido así, cuando uno solo podía ganar todas las frutas, le respondieron: «Ubuntu, ¿cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?». Y es que «ubuntu» en su cultura significa «Yo soy porque nosotros somos».
A las oficinas de farmacia les han puesto una cesta de frutas delante y parece que quien no corre vuela para llegar el primero. ¿Cómo nos diferenciaremos de la competencia que quiere quitarnos una parte del pastel? Una red de farmacias que llega de manera cercana al 99% de la población debería tenerlo fácil: apostando por la proximidad, por el contacto directo con el paciente (que no cliente), por una dispensación adecuada (que no venta), por un consejo farmacéutico, por un SPD, por un SFT y por una cartera de servicios sanitarios que faciliten y cubran las necesidades de salud de nuestros pacientes...
Y claro, lo más importante para tener éxito es hacer todo esto practicando el «ubuntu». Todos a una y cada uno desde su lugar, siguiendo unos protocolos y una forma de actuar basados en criterios sanitarios y no economicistas. ¿Queremos diferenciarnos? Ofrezcamos salud, proximidad y criterios consensuados (si me dieran un céntimo por cada vez que le he dicho a un paciente que lo que me pide necesita receta y éste me ha respondido que no es así, que en otras farmacias se lo dan...).
Cualquier cadena nos puede ganar en descuentos, ventas por Internet, publicidad en medios..., pero ninguna lo hará extendiendo una red de farmacias por todo el territorio nacional con profesionales cualificados al frente, como nosotros ya tenemos. Sencillamente porque no les interesa, porque económicamente no les saldría rentable.
Alguno pensará que está preparado para llegar el primero y quedarse con la cesta de frutas. Ojo. Y, a largo plazo..., ¿quién te garantiza que una multinacional no llegue, te coja la cesta y te deje peor? ¿Quieres comer fruta por mucho tiempo? ¿Y si practicamos el «ubuntu»?

Valorar este artículo
(2 votos)

Daniel de María

Miembro de AEFLA

Más en esta categoría: « Venenos en la Historia Nora »

Dejar un comentario

En el último número de la revista...

Los cajones olvidados, como la memoria, van acumulando polvo. La memoria va superponiendo estratos, uno encima de otro. Pero incluso los más antiguos siguen allí. A veces por olvido, y ...

«Toda noche, por larga y sombría que parezca, tiene su amanecer»
Macbeth

...

Margarita López-Acosta piensa que se debe seguir trabajando para lograr que exista «un balance de género real que permita que cualquier persona, sea hombre o mujer, pueda desarro ...

Ana Teresa Jódar Pereña se licenció en Farmacia por la Universidad de Salamanca y en la Isabel I de Burgos en Nutrición. Posee un máster en atención farmac& ...

Las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis) constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una ...

¿Has oído hablar alguna vez de la relación entre el cerebro y el intestino? Existe un vínculo entre ambos: la microbiota o flora intestinal1. La microbiota se ...

Nuestra microbiota
La microbiota autóctona es esencial para los seres vivos. La relación que mantenemos con ella es habitual ...

En la serie de tres artículos que se inicia con el presente repasaremos numerosos aspectos relacionados con el volumen de existencias obrantes e ...

«Consulta de gestión patrimonial» es una sección dedicada a contestar preguntas que el farmacéutico se plantea diariamente sobre la gestión de su patrimonio.< ...

La versatilidad de un vino a veces es muy difícil de encontrar. Entendemos esta versatilidad como la capacidad del vino para combinar y maridar con un sinfín de platos y poder ser cons ...

Selección de las últimas novedades literarias.

...

Durante siglos, pensadores y políticos buscaron principios firmes y sólidos: la historia como una roca, el hombre como una esfera que se llenaba de contenidos que transmitía de ...

Cuando comienza a escribir estas líneas, el farmacéutico no sabe muy bien qué es lo que quiere contar. No es titular de una farmacia, no trabaja en un hospital ni en una f&aacut ...

 

Revista El Farmacéutico

El Farmacéutico

La revista El Farmacéutico y su web son un producto de Ediciones Mayo, S.A. dedicado a la formación e información de los profesionales farmacéuticos. Los contenidos de la revista y la web requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por El Farmacéutico reemplazará la relación de los profesionales farmacéuticos con los pacientes.